Reseñas

Youth: Una autentica belleza.

La película nos cuenta la historia de Fred Ballinger (Michael Caine) un director de orquesta retirado que está de vacaciones en un hotel en los Alpes con su hija Lena (Rachel Weisz) y su amigo Mick (Harvey Keitel). Mientras Fred está disfrutando de sus vacaciones un emisario de la Reina Isabel II llega al hotel para pedirle que dirija un concierto con motivo del cumpleaños del Príncipe Felipe, petición a la que Fred se niega.

Tanto el protagonista como su amigo Mick son dos hombres que están en los últimos años de su vida, por esta razón ambos pasan gran parte de la película pensando en las vivencias de su juventud, en todo lo que fue su vida laboral y sobre todo de su vida personal.

A pesar de ser amigos de toda la vida ambos tienen una visión muy diferente sobre su futuro, mientras el personaje de Fred ha decidido dejar de tocar sus obras maestras y dedicarse únicamente a descansar, el personaje de Mick (guionista de cine) está trabajando en su último guion al que él llama “su testamento” y planea que se convierta en una obra maestra. A pesar de su manera tan diferente de afrontar lo que viene ambos están completamente conscientes de que el final de la vida está muy cerca.

Toda esta historia que rodea a los protagonistas convierte el filme en una carta de amor a la vida, una oportunidad para que el espectador se refleje en los personajes y pueda empezar a hacer un balance acerca de la vida.

En lo visual es simplemente hermosa. Los paisajes que se muestran son sorprendentes. Obviamente todas estas maravillas que las locaciones ofrecen no se podrían apreciar como se deben de no ser por un excelente trabajo de fotografía. ¡Youth es un regalo a la vista!

En cuanto a las actuaciones la película es igual de memorable, es un gusto ver actuar a Michael Caine en un papel que quizá sea muy parecido a lo que este hombre viva en su vida real pero la manera de reflejarlo es conmovedora. Rachel Weisz, como la hija de Michael Caine, cumple bastante bien con su papel teniendo la tristeza como sentimiento principal a lo largo de la película. Paul Dano cumple bastante bien interpretando a un actor en proceso de preparar un papel para una película. Quien podría quedar un poco a deber es Harvey Keitel, pero solo un poco. A pesar del buen trabajo de todo el elenco hay alguien que se lleva gran parte de los aplausos y es…Jane Fonda, un papel importante en la trama a pesar de que solo aparece en pantalla poco más de 7 minutos, después de ver esta película entiendo porque fue nominada a un Globo de Oro y por lo mismo me cuesta entender la razón por la que fue ignorada en los premios Oscar.

Entre los pocos puntos negativos que le encuentro a esta cinta está el hecho de que todos los personajes son muy profundos, demasiado filosóficos. Tal vez se entiende del compositor o del guionista, pero que los actores, las modelos, las masajistas y hasta los niños hagan comentarios tan profundos todo el tiempo es algo que hace que este filme pierda un poco de credibilidad

Mucho se comentó sobre esta película y porque había sido tan ignorada en la temporada de premios, después de verla entiendo y me uno a las quejas, es una genialidad, una maravilla, una autentica belleza. Y aunque es imposible no compararla en cada momento con el anterior trabajo de Sorrentino “La Gran Belleza” es un hecho que esta cinta también es, aunque no en título, una gran belleza.

Esta es la opción perfecta si van a ir al cine y su opción no son superhéroes partiéndose la cara.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar