Raúl Caraveo Toledo

VERACRUZ y el fin de Javier Duarte de Ochoa

En el Gobierno del Estado de Veracruz se han prendido los focos rojos, es decir la preocupación del Gobierno Federal por el Estado de Veracruz se ha vuelto un caso de primer nivel. Los disparates del gobernador  Javier Duarte de Ochoa son continuos y oprobiosos; hacer un recuento sería ocioso, desde que sólo en Veracruz se roban gansitos en los Oxxos, pasando por su discurso de las manzanas podridas, ahora al calor de la sucesión tiene más municiones diariamente, es penoso. Tristemente ya perdió su papel como fiel de la balanza en la sucesión. A él y a su titiritero Fidel Herrera Beltrán los están haciéndo a un lado. El Estado de Veracruz, granero de votos con 5 millones 724 mil 939 electores ocupa el cuarto lugar del listado nominalnacional.

Si se pierde Veracruz en el 2016, se pierde la nacional en 2018 y no es un juego.

Si se revisan los últmos resultados electorales, ciudades importantes del Estado de Veracruz se perdieron sin grandes campañas por parte de los candidatos de oposición, fue el descontento y la inconformidad lo que provocó un voto de castigo y como han caminado las cosas, el panorama ha empeorado y sigue incrementandose el descontento.

Recientemente el congreso local con 30 votos a favor y 14 en contra aprobaron la homologación del impuesto a la nómina para pasar de 2 a 3% las erogaciones de personal  y eliminar el gravamen de hospedaje. Lo que permitirá recaudar casi dos mil millones de pesos el próximo año, último de gobierno de Javier Duarte. Antes el problema del agua, la violencia, los toques de queda, el casi nulo crecimiento, la exorbitante deuda que sobrepasa los 44 mil 470.8 millones de pesos; y por último su alto record de asesinatos a periodistas. Sin lugar a dudas se ha llevado a los penosos primeros lugares en lo negativo. Y la misión de no perder el electorado veracruzano para la proxima contienda el 5 de junio de 2016 parece complicarse cada día más. Y mientras crece el rumor de la sustitución de Javier Duarte de Ochoa así como el que menciona que ya salió “humo blanco” de Bucareli  y se decidió al Senador Héctor Yunes como bateador emergente y a Pepe Yunes como el candidato oficial del PRI a la mini gubernatura.

El juego apenas comienza.

Gracias por su lectura

@raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, colabora con artículos periodísticos para diversos medios, actualmente Conalep Q Roo.
Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar