Cine y Series

Venom 2: Una combinación extravagante y sangrienta

Las magnéticas actuaciones de Tom Hardy y Woody Harrelson, buenas escenas de acción y excelente cinematografía son retenidas por un guion que no está a las alturas que merece el enfrentamiento entre estos icónicos personajes.

Es esta relación digna de una ‘sitcom’ la que se verá puesta a prueba en “Venom: Let There Be Carnage” (“Venom: Carnage Liberado”), una película dirigida por Andy Serkis donde el dúo nada dinámico tendrá que enfrentar a su mayor enemigo en Carnage, otro simbionte nacido del vengativo asesino en serie Cletus Kasady, interpretado por Woody Harrelson.

Si el propósito de una secuela es superar a su predecesor, “Venom: Carnage Liberado” lo hace con creces. La película no solo presenta unas escenas de acción mejoradas, sino que también se inclina aún más en el humor negro que hizo de la primera un éxito.

A esto se le añade el trabajo excepcional del director de fotografía Robert Richardson, conocido por sus colaboraciones con Quentin Tarantino y Martin Scorsese, quien ha logrado capturar la belleza de la ciudad de San Francisco y de la catedral Grace, mostrada prominentemente en esta cinta. Estos momentos justifican ver la película en un cine y no esperar a la versión de streaming.

La relación en Eddie y Venom vuelve a formar la mejor parte de la película, no solo en sus frecuentes y cómicas discusiones sobre las ventajas de comer pollos vivos en vez de cerebros humanos, sino también cuando el simbionte intenta consolar a su huésped preparándole un desayuno, humanizando lo que es esencialmente un puñado de tentáculos viscosos creados digitalmente. Son ambos los que experimentan la mayor maduración, encontrando al fin una aparente tregua a pesar de sus diferencias.

Desafortunadamente, esto no ocurre con el resto del elenco. El Cletus Kasady de Woody Harrelson es apropiadamente perturbador y amenazante como merece el personaje, pero fuera de esto tiene poco que mostrar. Su obsesión inicial con Eddie Brock nunca está bien justificada y solo parece una excusa para que ambos personajes interactúen para la creación de CarnageRespecto a este simbionte, su personalidad entera se puede reducir a los términos de psicótico y amenazante, careciendo una fracción de la química del dúo protagonista a pesar de compartir un lugar en el título del filme.

El interés amoroso de Kasady, Frances Barrison/Shriek, tampoco parece tener más razón de estar en la película que el darle a Kassidy una motivación adicional a sus acciones más que la venganza y podría desaparecer de la historia sin muchos problemas; un desperdicio del una talentosa actriz como Naomie Harris.

En mejor posición está Michelle Williams en su rol como Anne Weying, la exprometida de Eddie Brock nuevamente convertida en su aliada y confidente, aunque sin nunca superar este rol. Al menos la actriz está en el centro de una de las escenas más hilarantes del filme donde, sin adelantar mucho, sirve como intermediaria entre los héroes de la película para su inevitable reconciliación. Su actual pareja, el doctor Dan (Reid Scott), gana mayor prominencia y tiene algunas escenas decentes, pero finalmente se mantiene como el típico personaje cómico que hemos visto en decenas de películas del género.

En el centro de los problemas de “Venom: Carnage Liberado” está un guion que todavía no parece afinado. Escrito nuevamente con Kelly Marcel en colaboración con Tom Hardy, la historia sirve para llevar de escena a escena, pero el tejido conductor está tan lleno de coincidencias mal justificadas que se cae a pedazos si empiezas analizar la estructura de la película. Lo que queda al final es entretenimiento y emoción, pero poca sustancia.

Oportunidades perdidas aparte, el filme cumple su función de entretener y amerita el pago de una entrada de cine, sobre todo si disfrutaste la original. Además, nos prepara para la inevitable siguiente entrega, la cual promete tener un encuentro aún más esperado que el de entre Venom y Carnage.

Comparte tus comentarios
El filme cumple su función de entretener y amerita el pago de una entrada de cine, sobre todo si disfrutaste la original.

Para su escena final, y la ya famosa post créditos, es evidente que el simbionte preparó el camino para lo que sea aguarda por los personajes a futuro. Lo que es sí es evidente es que la película cumple su cometido: abrir puertas hacia otras regiones de Marvel.

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba