Reseñas

Un Monstruo Viene a Verme: Una historia conocida pero contada de otra manera

Connor (Lewis MacDougall) es un niño de 12 años que sufre abusos por parte de sus compañeros de escuela, él vive sólo con su madre (Felicity Jones) la cual está enferma de cáncer por lo que Connor tiene que hacerse cargo de la casa mientras ella se repone de sus terapias. Ante una especie de recaída su madre tiene que volver al hospital, razón por la cual Connor se verá obligado a mudarse con su fría y calculadora abuela (Sigourney Weaver). En sueños, a Connor se le aparece un monstruo que tiene como finalidad ayudarlo a superar sus miedos y retos, este monstruo le dice al niño que lo visitara tres noches para contarle el mismo número de historias a cambio de que éste le cuente una cuarta.

J.A. Bayona dirige “Un monstruo viene a verme”, última cinta de su trilogía maternofilial que comenzó en 2007 con “El Orfanato” y continuó en 2012 con “Lo Imposible”. Si algo se le puede reconocer a Bayona es la capacidad que tiene para mezclar géneros de buena manera, por ejemplo, en “El Orfanato” hizo una gran combinación entre el terror y el drama y en “Lo Imposible” entre éste género y un thriller. Ahora, con “Un monstruo viene a verme” consigue una interesante mezcla entre el drama y la fantasía, lamentablemente esta cinta resulta ser ligeramente inferior a sus predecesoras en la filmografía de Bayona.

Algo que se agradece es la original manera de llevar acabo un drama de este tipo, y es que la historia de “Un Monstruo viene a verme” la hemos visto infinidad de veces en la pantalla grande, la cuestión es que ahora con todo la historia fantástica –haciendo referencia a la “fantasía” y no a lo “fantástico”- lograron darle un toque diferente que hace que esta cinta no sea melodramática o lacrimógena. Sin embargo, esta cinta tiene una historia algo lenta y por momentos hasta aburrida, además, a pesar de no caer en clichés típicos del género no deja de ser un tanto pretenciosa y sobre todo predecible.

Las actuaciones son un punto positivo para esta cinta. Lewis MacDougall lo hace muy bien en el personaje protagónico, está a la altura en todo momento y en las escenas dramáticas no cae en la exageración, además, consigue cargar de manera esplendida con el peso de la película ya que la mayoría del tiempo aparece solo en pantalla. En el papel de la madre de Connor (Lewis MacDougall) está Felicity Jones, en el poco tiempo que aparece en pantalla logra convencer como una madre enferma de cáncer y, al igual que MacDougall, nunca cae en la exageración. Sigourney Weaver hace el papel de la abuela de Connor, un personaje muy interesante por lo frío que llega a ser en unos momentos y lo humana que puede ser en otros. Lamentablemente, no tuve oportunidad de ver la cinta en su idioma original por los que no les puedo escribir sobre lo hecho por Liam Neeson en la voz del monstruo.

Aunque parezca una película infantil, “Un monstruo viene a verme” es todo menos eso, resulta ser bastante oscura para un público menor de 12 años (aproximadamente), además, la apuesta de la cinta no es la fantasía sino el mensaje que trata de transmitir a través de esto, un mensaje enfocado en los jóvenes, en esa etapa en donde están pasando por muchas cosas y necesitan que alguien (aunque sea un monstruo que sale de un árbol) los escuche. Además, es una película que pueden disfrutar y de la cual pueden hasta aprender las personas mayores.

Otras cosas positivas son la dirección de Bayona que es bastante buena, el diseño de arte es extraordinario y los efectos visuales, aunque modestos, están muy bien logrados. El diseño del monstruo es de lo más interesante, gigantesco y soberbio pero a la vez sabio y hasta tierno. El guion de “Un monstruo viene a verme” cuenta con frases muy interesantes que dan espacio a la reflexión.

En términos generales “Un monstruo viene a verme” está entre azul y buenas noches, tiene buenos elementos como las actuaciones, el diseño de arte y la buena combinación de géneros pero se queda corta al momento de querer entretenernos con su historia, la cual aunque está llevada de manera original no deja de ser pretenciosa y predecible.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar