Raúl Caraveo Toledo

Un grito desangelado

«Un Zócalo semivacío (para la envergadura del evento) miles de agentes de seguridad disfrazados de civiles, burócratas llevados -cuasi- obligatoriamente, la protesta y el espectro de la represión rondando la Plaza del Zócalo de la Ciudad de México”.

Nunca como antes un grito desangelado, falto de gracia, simpatía, ánimo; el grito de ayer por el Presidente Enrique Peña Nieto en el balcón central del zócalo de la Ciudad de México me trae varias reflexiones; aunque trata de ser moderno, grandioso por sus miles de estallidos en luces de juegos artificiales y la actuación de artistas musicales (Belinda y la Banda Limón) , no es transmitido así; lo que vemos o nos dejan ver parcialmente la transmisión oficial de la televisión  es a unos asistentes desanimados, muy controlados sobre la plancha del zócalo que no llegan a cubrir las arterias que circundan, avenidas 16 de Septiembre, 5 de Febrero, Plaza de la Constitución. En la parte más cercana al balcón avenida Pino Suarez  la ocupan cientos de marinos y banda de guerra que entonaron el Himno Nacional. Las avenidas vacías, las gentes en corrales. Se fijaron que nadie compro casi banderas voluntariamente, y fue un olvido no regalarles a los asistentes unas como en otros años.

Las tomas fotográficas muestran a personas adultas desinteresadas más preocupadas por regresar a sus hogares que por disfrutar y divertirse del evento. Por otra parte las cámaras captan un cartel tipo manta de “Peña Asesino” en letras verde y rojo sobre playeras blancas que exigían la presentación con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. De la protesta registrada se desprende un video donde son obligados a desocupar la Plaza jóvenes estudiantes presumiblemente de la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco, de cuyos amigos reportan un desaparecido Emmanuel Julio Marcel de Jesús (uno de los que mostró el letrero “Peña Asesino”) y que a las 4:30 de la madrugada del 16 aparece en la zona de Lechería en el Estado de México. http://noticias.terra.com.mx/mexico/estudiante-que-protesto-en-zocalo-durante-grito-aparece-golpeado-en-df,c72f1783b1b29845d471833c856ef0bfqpq4kq3d.html

Estos jóvenes libraron múltiples filtros para acceder a la plancha del Zócalo mediante sus playeras con la leyenda, que les fueron decomisadas, mientras los dispersaban. El resto de los asistentes una vez concluido el grito y que el Presidente se retirará del balcón de inmediato se retiraron de  la plancha.

Quizá no sea tan importante la protesta en sí misma, el joven protestante apareció golpeado cuatro horas más tarde; pero bajo los múltiples cuidados de 4 mil efectivos que controló el acceso, y bajo las estrictas medidas para invitar y conducir a los asistentes-empleados de las oficinas del gobierno del Estado de México para que estuvieran presentes en la ceremonia y no llenaran el Zócalo capitalino; eso si es un grave problema de manejo de masas, la operatividad no está funcionando o el ciudadano ya no quiere colaborar, y lo hace  bajo protesta, de inmediato cumple y se va. Pasa lista –si aquí estoy, ya vine- y terminando el acto de inmediato me voy.

Es nada más el reflejo de lo que tanto se ha dicho, el bajo grado de aceptación-aprobación del Presidente Enrique Peña Nieto que empieza a ser preocupante. Cuando estamos llegando a un punto en el que ni en las ediciones de Televisa pueden omitir las imágenes de la protesta incluso el sonido de los reclamos es porque nos estamos acercando a un grave problema de legitimidad, es decir el Gobierno de Enrique Peña Nieto es legítimo, – si – pero cada día que pasa es menos  reconocido por sus gobernados, no es aceptado, está perdiendo la  credibilidad, luego entonces pierde capacidad de gobernabilidad, ya no es eficiente. Y eso es muy peligros para todos gobernantes y  gobernados.

Un Zócalo semivacío (para la envergadura del evento) miles de agentes de seguridad disfrazados de civiles, burócratas llevados -cuasi- obligatoriamente; la protesta y el espectro de la represión rondando la Plaza Mayor de México.

Eso no nos merecemos los mexicanos

Gracias por su lectura

@raulcaraveo
*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en Ciencias Políticas por la UAM, ha sido catedrático de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, así como de otras instituciones particulares; ex analista de estudios económicos de PEMEX,  consejero electoral por el IFE-INE en Quintana Roo de 2005 a 2015; ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo; colaborador para diversos medios digitales.
Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar