Reseñas

Un espía y medio: Comedia ramplona con un notable Dwayne Johnson

En el pasado Bob (Dwayne Johnson) era un chico víctima de acoso escolar debido a su sobrepeso pero en la actualidad no es ni más ni menos que un fortachón agente de la CIA. Con el pretexto de que necesita ayuda para un caso secreto decide reclutar a Calvin (Kevin Hart) su único “amigo” de la adolescencia y quien era el chico más popular de su secundaria gracias a sus habilidades para el deporte, para sorpresa de Bob en la actualidad Calvin no es más que un aburrido contador. Este hombre tendrá que tratar de salir lo mejor librado posible de todas las situaciones en las que Bob lo meta.

Un espía y medio no busca ser más que lo que es, una comedia absurda, llena de chistes denigrantes, situaciones discriminatorias y que busca atraer público gracias a las dos “estrellas” que tiene como protagonistas, Dwayne Johnson y Kevin Hart.

A pesar de esto la cinta logra entretener en algunas partes gracias a las situaciones en las que se ven inmiscuidos estos dos compañeros. A final de cuentas es la típica comedia actual de Hollywood que se basa únicamente en momentos de risa instantánea ya que, por naturaleza, ver a alguien caerse o golpearse la cabeza nos causa risa aunque inmediatamente después te sientas un poco culpable de haberte reído de tal tontería.

Los protagonistas son los que salvan esta película. Dwayne Johnson, el carismático ex luchador conocido como La Roca logra entregarnos, dentro de lo que su capacidad le permite, una buena actuación. Y es que cada que este hombre se hace presente en se te quitan las ganas de salirte de la sala gracias al carisma que expresa en pantalla y a que en un papel tan sencillo como este logra salir bien librado. Y es que seamos honestos ¿Qué dificultad tiene interpretar a un tipo carismático, rudo y fortachón cuando en la vida real eres un tipo carismático, rudo y fortachón? No mucha, verdad.

La contraparte de Johnson es Kevin Hart, un hombre extraordinario al momento de hacer stand-up pero no así al momento de actuar, algo que en esta cinta se da por sentado. Aunque Hart logra hacerte reír con sus caras y situaciones por las que pasa (que insisto, no son más que caídas, golpes y ese tipo de cosas) demuestra que la actuación, aunque sea cómica, no es lo suyo.

Un espía y medio no es del todo mala, a decir verdad creo que rebaso un poco mis expectativas (mis expectativas de esta película era que iba a ver la peor cinta del verano). No es pretenciosa, te hace reír en contadas ocasiones, tiene un protagonista que se luce en pantalla y cuenta con un soundtrack bastante agradable. Eso no quita que el hecho de ver este tipo de comedias simplonas y denigrantes ya resulte cansado, pero los productores en Hollywood seguirán haciendo este tipo de productos mientras la gente vaya a verlos, entonces mi pregunta ¿Quién está mal? Ellos o nosotros.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar