Julián Santiesteban

Turismo, el reto para los ‘aspirantes’

Sería deseable que todo el que quisiera presentar su candidatura para un cargo,  pudiera explicar por qué quiere ser candidato. 

El deseo de ser candidato parece, por sí mismo,  razón suficiente para la exclusión 

Douglas Coupland.

Con la pandemia de Covid19 y la dinámica de recuperación económica ha pasado casi desapercibido un dato de la mayor importancia para entidades como Quintana Roo: México se ubicó en el tercer lugar del ranking mundial de turismo este 2021, la mejor posición en toda la historia de esta medición. Ciertamente, fue la actividad económica que mayor afectación tuvo en el orbe, pero también ha demostrado la enorme capacidad de recuperación y conocimiento acumulado de los gobiernos locales para superar su condición, por lo que mantener esa calificación representará el mayor de los retos para los gobiernos por venir.

Para nadie en la entidad pasa desapercibido en la entidad que, durante el 2020, Quintana Roo fue la entidad de la República Mexicana que mayor afectación tuvo en su dinámica económica, desde la generación de divisas hasta la ocupación formal e informal, por ello los resultados del Ranking presentado el 02 de julio pasado por la Organización Mundial de Turismo, que colocan a México como el tercer país más visitado (sólo precedido de Francia e Italia), pueden interpretarse desde varias perspectivas, pero todas ellas muestran que la actividad tiene en el país una capacidad organizativa destacable y una resiliencia que le ha permitido aprovechar las circunstancias, a pesar de las calamidades.

El escribiente ha afirmado de manera recurrente que el turismo en la entidad y el país funciona, las más de las veces, a pesar de los gobiernos y no precisamente gracias al diseño e instrumentación de políticas públicas para su fomento, pero también es dable reconocer que, con las decisiones tomadas en lo local, fundamentalmente, la recuperación está en camino, mucho más rápido de lo que las proyecciones mostraban, las cuales estimaban un regreso a las condiciones pre pandémicas hasta pasado el 2023. Y es aquí en donde se presenta el mayor reto para la actual administración y los gobiernos por venir, porque al gobernador Carlos Joaquín González le queda un año en el gobierno, periodo durante el cual, los países cuya actividad turística es importante, harán lo necesario para recuperar visitantes –sobre todo con el avance mundial de la vacunación-, por ello mantenerse en el tercer lugar mundial en captación de turistas debe ser el objetivo, para que el 2021 no resulte a la postre en un “espejismo” económico.

Durante el sexenio federal anterior, de Enrique Peña Nieto, México llegó al sexto lugar del Ranking mundial, y ya en el tiempo de la Cuarta Transformación Republicana, con la desaparición del Consejo de Promoción Turística y el abandono de ese impulso, hubo un marcado retroceso, por ello, saliendo el país del top ten de países más visitados, por ello se insiste en que los resultados de 2021, fortuitos o como resultado del trabajo permanente, son el objetivo a mantener, pues evidentemente ello representará mantener la generación de riqueza y recuperación de empleos. Obviamente, uno de los pendientes es también que los empleos generados sean formales y con las prestaciones sociales a que los trabajadores tienen derecho.

¿Y por qué tendrían que ser los resultados logros a reconocerle a entidades como Quintana Roo? Pues porque la visión del gobierno federal no se ha modificado, para el 2022 se destinarán al sector turismo  65.6 mil millones de pesos, 95 por ciento de los cuales (62.9 mil millones de pesos) serán para la realización del proyecto del Tren Maya que realiza Fonatur, como ocurrió con los casi 40 mil millones de pesos que se otorgaron a la Secretaría de Turismo (Sectur) para 2021, y 5 mil millones de pesos del 2020. La promoción recae en los hombros de los locales. Habrá que ver el desempeño ahora de los legisladores federales de Quintana Roo, que por cierto, no lograron alcanzar la presidencia de la Comisión de Turismo en el Legislativo.

Así, el turismo seguirá siendo una actividad fundamental en la dinámica económica quintanarroense, habrá que ver el compromiso que asumen quienes aspiran a gobernar la entidad a partir del 25 de septiembre de 2022, porque prometer “el oro y el moro” en campaña es el camino más sencillo, pero poco se dice sobre acciones que pueden ser medibles, ahí pues el reto presente y futuro, los aspirantes tienen la palabra.

COMENTARIO MORBOSO 

Y a propósito de turismo y diputados federales, de acuerdo a la distribución de comisiones de la Cámara de Diputados federal, la de Turismo será encabezada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y sus diputados han manifestado su inconformidad con la intención de que los recursos propuestos para 2022 se destinen en su mayoría para el Tren Maya. Habrá que ver, entonces, si en la discusión del paquete económico modifican la propuesta presidencial y, sobre todo, deberemos estar todos atentos del rol que tengan los legisladores quintanarroenses, todos emanados de Morena y el Partido Verde. ¿Se atreverán a representar a su entidad, en lugar de apegarse a los designios de la 4T? y, si así fuera ¿Lograrán tener alguna incidencia en su actuación? Porque los anteriores prácticamente “pasaron de noche” con una que otra excepción de los que intentaron –sin éxito- regresar los recursos para la promoción del sector, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Comparte tus comentarios

Julián Santiesteban

Periodista. Nacido en Parral, Chihuahua. Quintanarroense por decisión,bohemio de afición y franco aun con el riesgo que implica.
Botón volver arriba