Raúl Caraveo Toledo

Trump se rindió fingiendo que ganó y AMLO creció

Donald Trump no tiene ese respaldo social y político al interior de su país, no obtuvo la victoria presidencial con la mayoría de votos ciudadanos; ahí radica una gran diferencia

Ocurrió en breve tiempo lo inimaginable, una sucesión de eventos con espacios de ambigüedad y ausencia de lógica; mucho material para la reflexión y el análisis de política interna y de relaciones internacionales. Es tanto el material que se irá deshilando poco a poco, me referiré a tres aspectos.

Donald Trump está en campaña por la reelección; si el tema de construir un muro en la frontera con México lo catapultó hasta llegar a obtener la presidencia de  USA – por inédito e increíble que parezca- resurgiendo aspectos de xenofobia y supremacía racial para culpar a los inmigrantes mexicanos de todos los problemas internos de su país, hoy sabemos que su éxito fue parcial; ganó la presidencia pero no cumplió su promesa aún y es más, el problema de su promesa creció a límites que demuestran la incapacidad de su gobierno para manejarlo. Entonces, para la segunda vuelta, para la reelección que mejor que hacer uso de la anterior estrategia exitosa; revivir el tema, aplicar aranceles del 5% progresivos mensualmente hasta que México detenga a los nuevos migrantes, si ahora cada día son menos mexicanos pero mucho más hondureños, salvadoreños, nicaragüenses y de otras nacionalidades.

Trump y el gobierno estadounidense seguirán sin resolver el tráfico de armas, drogas y de dólares en efectivo, pero nosotros debemos detener el flujo de inmigrantes centramericanos o nos va a detener nuestros productos legítimos que les vendemos.

El nivel de intercambio comercial nos ha convertido en los socios más importantes de ambas direcciones. Entonces la medida de Trump es inoperable, pero espanta y amenaza, con un solo arancel a dos o tres productos mexicanos nos lastimaría fuerte.

Sin embargo México ha tenido siempre  varias opciones, varios escenarios posibles; a) prudencia, respeto y negociación o, la fuerza de la razón;

  1. b) responder de la misma forma imponiendo aranceles recíprocos o mejor a los productos agrícolas de California con lo que les daría un grave problema y, más a la base electoral de Trump;
  2. c) mercados alternos, nuevos y vigorosos como China, Rusia, India, etc. un extremo de guerra comercial, y
  3. d) hincarnos, bajarnos los pantalones, rematarles la industria energética, obsequiarles playas, ríos y valles, Baja California o la península de Yucatán, exactamente lo que venían haciendo Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray  y un amplio sector del PAN y de empresarios apátridas, una lista de no más de cien personajes que influyen mucho en medios y en sectores productivos, influyen es decir son alharaquientos. Hoy por la gracia de los eventos y sus reacciones quedaron desnudos, al aire con sus miserias. Hoy se evidenciaron de la forma más vergonzosa y cruel, son “intelectuales” a veces “periodistas” analistas que incluso quieren dar clases de ética –hágame usted el favor- dos ejemplos; Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Krauze.

Omito nombrar a más de los personajes impresentables que intentaron por sus medios denostar la convocatoria del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo omito porque sería darles oxígeno y ya no.

El presidente López Obrador actuó de la forma correcta y más adecuada al particular estilo de Donald Trump; defendió el interés nacional mexicano frente a una amenaza externa con principios, argumentos, apoyado en la historia y la Constitución; convocó a un acto de unidad nacional indispensable para el momento, basado en nuestro nacionalismo y en la fortaleza del presidente de México con mayor legitimidad y respaldo –equiparable a la que en su momento tuvo Lázaro Cárdenas- enhorabuena.

Donald Trump no tiene ese respaldo social y político al interior de su país, no obtuvo la victoria presidencial con la mayoría de votos ciudadanos; ahí radica una gran diferencia. Si Trump desea lastimar a los mexicanos y encuentra a un presidente mexicano fuerte que lo detenga, en cualquier momento éste le puede dar un giro a su intención de reelección con la simple convocatoria de AMLO a los millones de mexico-mericanos que radican y votan en Estados Unidos e incluso a los hispanoparlantes. Si, en el lenguaje nativo con las licencias verbales que tanto emplea Andrés Manuel y que empatan con la gente común y corriente.

Trump intentó volver a utilizarnos de alfombra y le midió el agua a los camotes, pensó –bajo su lógica de empresario inmobiliario- que encontraría un Videgaray o un Peña Nieto escuálido, impecable, zapatos bien boleados, gel en el cabello, camisas de mil dólares, que agacharía la cara, sin inteligencia ni conocimientos de historia y  ciencias políticas; sin el mínimo sentimiento nacional o patriótico se equivocó. Trump reculo y en este escenario final perdió, como él mismo lo dijo; “ tengo tan poco a cambio de todas mis amenazas que tengo que hacer victorias imaginarias”

Paul Krugman, Premio Nobel de Economía en 2008, de 66 años, especialista en Economía y relaciones internacionales, de las voces más respetadas en el mundo señaló que Trump se rindió fingiendo que gano, así lo escribió; “Por lo que puedo decir el enfrentamiento mexicano ha terminado, por ahora, prácticamente casi a lo largo de las líneas del NAFTA/UMSCA: Trump resopló y se quedó sin aliento, los negociadores estadounidenses lograron transmitir el mensaje de que una guerra comercial sería un desastre, y básicamente se rindió fingiendo que ganó”.

La convocatoria en torno a la unidad del pueblo mexicano del presidente Andrés Manuel López Obrador demostró lo que se ha venido viendo en los últimos siete meses, el espíritu colectivo de una nación que quiere cambiar todo, desechar las viejas prácticas y transformar la vida nacional, política, economía, sociedad; sin duda el gobierno de la República tiene mucho por hacer pero estamos convencidos que vamos en la ruta correcta y que vamos con el liderazgo más inteligente, mesurado, firme e hiperactivo del presidente López Obrador.

El éxito es de todo el pueblo, finalmente comprendieron algunos sectores 28 gobernadores, diputados, senadores, empresarios, ministros religiosos, líderes sociales, funcionarios de los tres niveles de gobierno; en fin. No asistió la vergonzante oposición desarticulada y muy poco inteligente que tenemos, encabezada por la dirigencia del PAN, los huesos del PRI, la dirigencia de un sin partido como lo es el PRD, integrantes de la SCJN, diputados y senadores del PRI y PAN; tampoco asistieron el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro, el de Morelos Cuahutémoc Blanco y el de Aguascalientes Martín Orozco.

Todos los discursos ahí expresados, ni uno solo tiene desperdicio, son verdaderamente importantes, le recomiendo verlos  con atención en:

Gracias por su lectura y recomendación en twitter y facebook

 

@raulcaraveo

Comentarios

Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar