El presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó el martes en Florida su campaña para la reelección en las presidenciales de 2020 ante miles de seguidores que portaban gorras rojas y carteles con el eslogan que lo llevó a la Casa Blanca: «Hagamos América grande de nuevo».

Tras una presentación de su esposa Melania, Trump se subió al escenario del Amway Center de Orlando, una ciudad en el centro de Florida, estado que jugará un importante papel en las elecciones estadounidenses.

«Orlando es como mi segunda casa», destacó el mandatario durante su discurso, en donde satirizó sobre las «fake news» que según Trump, han sido recurrentes durante su gestión; «son una mentira», dijo mientras señalaba a las cámaras de televisión.

«Tenemos un largo camino por continuar. El sueño americano ha vuelto, más grande que nunca», aseguró a sus seguidores en el estado de Florida.

«Estoy orgullosa por todo lo que mi esposo y toda mi familia ha logrado por nuestra gente en tan poco tiempo. Gracias por estar con nosotros esta noche», dijo la primera dama Melania Trump, durante la presentación a su esposo, Donald Trump.

Trump confrontó con los demócratas sobre el muro en la frontera con México, que dijo que está ya en construcción: «Vamos a tener más de 400 millas (casi 650 kilómetros) completadas el año que viene. El muro va bien, avanza rápidamente. Es hermoso. Cambié el diseño: es más resistente, más grande, mejor y más barato. Mucho más barato. Hubo que hacerlo: no me dieron el dinero», ironizó».

Tras una hora y media de discurso, Trump cerró con una mención de las ideas republicanas y el lema nacional, «En Dios creemos». Dijo que «impulsados por estos valores obtuvimos la victoria hace dos años», con el voto de «personas que temían que sus hijos no tuvieran las oportunidades que ellos tuvieron». Su triunfo, dijo, consolidó «el autogobierno y la autodeterminación» de «la nación más grande sobre la superficie de la Tierra». Pidió «la ayuda, el amor y la devoción de los votantes» para «mantenerla así».

Comentarios