Nicolás Durán de la Sierra

Tajamar, la bandera ciudadana

El Minotauro

Luego del exhorto para declarar al Malecón Tajamar de Cancún como área natural protegida, llamado que analiza casi por trámite la Comisión de Medio Ambiente, el congreso estatal dio un importante paso en favor no sólo de una reserva de la flora y la fauna del área, sino también en pro de conservar un espacio ciudadano, un espacio de todos que casi fue expoliado por el Fonatur en beneficio de empresarios locales y foráneos afines al gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Baste recordar que aquella dirección del Fonatur, la de apenas hace unos meses, vendió a precios irrisorios costosos lotes frente a la Laguna Nichupté y hasta osó donar uno para la edificación de una iglesia, cual si el malecón fuera suyo y no un bien de la Nación, como lo que es; baste recordar el escándalo que generó la orden del exgobernador Roberto Borge, hoy preso por fraude, para arrasar la vida silvestre del predio y con ello, según él, dar paso a la ilegal urbanización.

Pese a fallos de los más altos juzgados del país a favor del malecón como reserva urbana, hay quienes insisten en seguir con la construcción de plazas en el predio o que les repongan lo invertido más intereses; pagaron 1978 millones, pero quieren tres mil millones de pesos de vuelta. En tanto, el Fonatur asegura no tener dinero, pero ofreció “revisar el caso…” Grave error pues aunque no hay nada por revisar, el anuncio revivió la codicia de estos empresarios. Business are business, dicen.

Es en tal contexto que se da la oportuna iniciativa de la XV Legislatura estatal para que la federal Secretaría del Medio Ambiente considere al predio como Área Natural Protegida y además con fondos para cuidar esta barrera natural anticiclónica. El Malecón Tajamar es bandera que enseña que la sociedad puede luchar con éxito por el bienestar de Cancún o, si se quiere, por su bienestar. El malecón es hoy un triunfo sobre las corruptelas que cometieron todos los niveles de gobierno.

Comentarios

Etiquetas

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.
Botón volver arriba
Cerrar