CIUDAD DE MÉXICO, 15 de julio.- La industria de la música está viviendo una revolución en todo el mundo gracias al creciente número de plataformas de streaming (sin descargar) que han cambiado el modelo de negocio de comprar canciones a contratar un servicio, aseguró el director ejecutivo de iMusica, Paulo Lima.

Recordó que hace 13 años las personas tenían que comprar un disco compacto (CD) para escuchar los temas de sus artistas favoritos, pero este modelo cambió con la llegada de la música digital con el formato MP3 y servicios como iTunes.

“También se modificó la forma de producir canciones porque antes tenías que hacer 12 temas y ahora puedes hacer desde uno, el costo de la cadena de producción bajó mucho”, afirmó al participar en la Aldea Digital 2015.

Por esto último, consideró que la música digital es buena para los cantantes y compositores, ya que se puede grabar un tema a un precio menor y tener esa pieza en una tienda en línea las 24 horas, los siete días de la semana.

Aunque el director de la empresa, que tiene una fuerte alianza con Claro, aceptó que uno de los retos con ese nuevo modelo es que las personas no descarguen ilegalmente las canciones en la red.

De acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, la industria musical tuvo un valor de 6.8 mil millones de dólares al cierre de 2014 y de ese monto el 46 por ciento provino de las piezas digitales.

La revolución actual

Lima comentó que tanto el CD como la descarga de canciones siguen siendo modelos utilizados, sin embargo el streaming ha provocado que la música deje de ser un producto y se convierta en un servicio.

Esto implica la posibilidad de  tener la canción disponible para escucharla en cualquier momento y lugar sin necesidad de descargarla en un dispositivo, ya que las pistas se encuentran almacenadas en un servicio en la nube (servidores de las empresas proveedoras de servicios) al que se accede a través de una plataforma específica.

“Este es el cambio más importante en 15 años, la música deja de ser una compra y se convierte en un servicio que es escalable”, reiteró ante los asistentes.

Las plataformas que ofrecen este servicio de manera gratuita o con una suscripción mensual han aumentado, destacan nombres como Claro Música, Spotify, Apple Music, Deezer, iRadio o Guvera.

El director de iMusica consideró que el streaming musical todavía enfrenta varios retos porque muchas personas no conocen esta opción o no llegan a comprenderla.

Derivado de esto, consideró importante que existan eventos como la Aldea Digital que se enfoquen en la inclusión tecnológica, en ofrecer nuevo conocimiento a la población y en impulsar nuevas tendencias.

Otro desafío, advirtió Lima, se encuentra en la divulgación porque se tiene un gran número de canciones, hasta 30 millones, lo que hace difícil que todas sean escuchadas por los usuarios.

Por esto, las plataformas tienen que encontrar una forma de crear listas de reproducción playlist al gusto de los usuarios o hacer que éstos compartan o recomienden nuevas canciones o artistas a sus amigos.

Los talleres están disponibles hasta el próximo 26 de julio de las 10 de la mañana a las siete  de la noche. Los organizadores del evento prevén la asistencia de 300 mil personas a la edición 2015 de la
Aldea Digital.

Fuente: Excelsior
Comentarios