Julián Santiesteban

Sargazo, la Marina, la atención definitiva

A TIRO DE PIEDRA

Gobernar es pactar; pactar no es ceder»  Gustave Le Bon

Con un entendimiento entre el gobierno federal y el de Quintana Roo, será la Secretaría de Marina (Semar) la que diseñe y presente la siguiente semana el plan para el retiro del sargazo de los litorales mexicanos, sin que haya participación alguna de empresas privadas en el proceso, así lo anunció el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ojalá las acciones estén a la altura del discurso, en un tema que ya ha alcanzado la agenda pública nacional.

Entre lunes y martes de esta semana, diversos medios de comunicación nacionales difundieron noticias sobre empresas y funcionarios que aplicaron los recursos en 2018 para el retiro de la macro alga de las costas quintanarroenses, y la supuesta intención de otros tantos por hacerse del contrato por mil millones de pesos que se requieren para la atención de la problemática este 2019, pero fue el Ejecutivo federal el que terminó la polémica con una sola declaración “mañanera” al señalar que la Semar atenderá el problema, con el equipo y los técnicos con que cuenta, lo que además, desde la perspectiva presidencial, generará ahorro de recursos.

En lo local, el gobierno de Carlos Joaquín González difundió la voluntad del gobierno federal  y estatal para atender el tema, por lo que ahora sólo falta articular los esfuerzos de los tres niveles de gobierno y contar con un plan de corto, mediano y largo plazo que permita aminorar la afectación del sargazo, que según estimaciones de los empresarios turísticos ya suma varios cientos de millones de pesos por la caída en la llegada de turistas. Así, sólo falta poner manos a la obra y comprobar que la marina tiene la capacidad suficiente para la realización del trabajo y salvar con ello las temporadas vacacionales por venir.

Si la determinación presidencial se pone en marcha, faltará medir los tiempos de ejecución y evaluar al final si, efectivamente, hubo ahorros en la práctica como sugiere el presidente López Obrador, lo que además permitirá vislumbrar un futuro menos angustiante para el sector turístico, pues se contará con una instancia pública permanente y capacitada para atender la arribazón de la macro alga, sin que tengan que generarse contingencias por ello. El escribiente insiste, a nivel de idea y planeación, parece bastante bueno, falta la instrumentación y retroalimentación.

Ahora bien, una vez que se atienda la emergencia, que la actividad económica tome su curso normal y que se establezcan protocolos y asignen responsabilidades, será tiempo entonces de revisar los intentos de “negocio” con el tema, a nivel nacional se señaló directamente al enlace del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Pablo Careaga, de pretender hacerse del contrato de mil millones de pesos a través de la empresa Escudo del Caribe –constituida apenas en noviembre de 2018-, junto con familiares y conocidos, incluyendo a Francisco Córdova Lira, su tío. Entonces y sólo entonces, será tiempo de ajustar cuentas, porque el lema del gobierno federal sigue siendo “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”; se supone, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

COMENTARIO MORBOSO

A propósito del sargazo, en el Senado de la República, la semana anterior dos legisladoras por Quintana Roo, pero de diferente partido, protagonizaron un diferendo que, de haber sido un proyecto conjunto, hubiera representado un enorme avance en el tema y muy probablemente la instrumentación del plan que presentará la Semar llevaría menos tiempo, considerando la experiencia sobre el tema que se advierte en ambos proyectos.

Por una parte, Maribel Villegas Canché, de Morena, demandó que los recursos utilizados en 2018 para el combate al sargazo sean transparentados, pues desde su perspectiva aun hay opacidad en el tema; mientras que Mayuli Martínez Simón, del PAN; urgía a atender el problema actual, aun y cuando se hubiera decidido hacer la revisión que su homóloga planteaba. El “mayoriteo” morenista dejó sólo a nivel de revisión de recursos el tema, y ahora el presidente López Obrador les ha dado una cátedra de administración pública al atender el tema, recalcando que, además de reunirse con los responsables de Fonatur, existe ya un entendimiento amplio con el gobernador quintanarroense, Carlos Joaquín González.

Sirva pues como lección de que hay temas para la “grilla” y otros tantos que debieran ser prioridad, más allá de los intereses particulares y el futuro político de cada actor. Sirva también para entender que los partidos y senadores no están en la Cámara alta para atender prioridades grupales, sino sobre todo para brindar resultados a los ciudadanos que representan, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

 

Comentarios

Etiquetas

Julián Santiesteban

Periodista. Nacido en Parral, Chihuahua. Quintanarroense por decisión,bohemio de afición y franco aun con el riesgo que implica.
Botón volver arriba
Cerrar