Salud

¿Sabes cada cuántos años es recomendable cambiar de colchón?

Cualquier equipo de descanso tiene fecha de caducidad. La vida útil se termina por una serie de factores relativos al desgaste de los materiales.

La vida se compone de pequeños placeres. Comer, estar con nuestros amigos, viajar o dormir son algunos de ellos. En este último aspecto, no debemos centrarnos únicamente en dormir, sino que debemos incidir en el hecho de descansar correctamente. Una alimentación saludable, ejercicio físico tres horas antes de acostarnos y cenar ligero son algunas de las recomendaciones básicas que debemos seguir para un profundo descanso. Una de ellas es la elección de un colchón individual que sea cómodo y en el que tengamos el chance de dormir como chiquitos. Para ello, debemos saber cuándo cambiar nuestro colchón para que no sea una de las causas que nos afecta en el sueño. En este artículo recogemos toda la información relativa a la vida útil de nuestro colchón.

Estas son las señales que nos advierten de que hay que cambiar el colchón

Si hay algo chido en la vida es llegar a casa tras un largo día de oficina y tener nuestra cama esperándonos para descansar. Sin embargo, hay personas que se levantan asqueadas, con sensación de cansancio y en muchas ocasiones, esto se explica por el colchón. A todos nos vale madre levantaros con energía, por lo que cambiar el colchón puede convertirse en una solución rápida y eficaz al problema.

Cualquier equipo de descanso tiene fecha de caducidad. La vida útil se termina por una serie de factores relativos al desgaste de los materiales. El hecho de que un colchón esté en buen o mal estado, repercutirá en la calidad de nuestro sueño y no debemos olvidarnos de que dormir es vital para tener una vida saludable. Debemos tener en cuenta que la vida media de un colchón es de 10 años, pero esto no es general, puesto que los materiales con los que esté fabricado serán decisivos para determinar si un colchón dura tanto tiempo o no. Sin embargo, lo cierto es que es recomendable plantearse un cambio de colchón una vez han transcurrido esos 10 años.

Si nos levantamos cansados tras haber dormido por la noche, puede ser un síntoma de que el colchón no está en perfectas condiciones. Por otro lado, si no podemos dormir porque el insomnio se ha adueñado de nosotros, el colchón puede ser la razón de ello. Si bien nuestro cuerpo y mente necesitan y piden dormir, el hecho de no encontrar la postura perfecta para dormir hará que no podamos descansar plácidamente.

Otra señal que evidencia que nuestro colchón está defectuoso es el hecho de observarlo hundido o deformado. El peso de nuestro cuerpo termina por dejar huella con el paso del tiempo y una prueba de ello es que se hunda. Si adquirimos posturas que no son cómodas para nuestra columna vertebral tendremos problemas de salud físicos y emocionales. Este colchón creará un mal hábito en nuestro cuerpo y debemos pensar que permanecemos alrededor de 8 horas diarias en él, por lo que nuestra espalda se resentirá y nos provocará dolor.

Por todo ello, debemos cambiar nuestro colchón cuando sea necesario para que podamos disfrutar de todos los beneficios que tiene para nuestro cuerpo y nuestra mente dormir y descansar como un bebé.

Comentarios

Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar