Las joyas del sureste mexicano -que son las playas del Caribe por su millonaria aportación a la economía – estrenaron una protección hecha a la medida: un seguro para la naturaleza.

La cobertura fue para los arrecifes de coral de la zona por los daños causados por huracanes. Se trata de un instrumento novedoso por lo que protege y cómo lo hace: seguro paramétrico para la naturaleza.

El estado mexicano de Quintano Roo incursionó en este sector para proteger a los arrecifes de Cancún y Puerto Morelos ante los daños que puedan causar los huracanes a estos escudos naturales que a su vez cuidan a las playas, recurso primordial en la actividad económica de esa región.

A través del fideicomiso para el manejo integral de la zona costera de Quintana Roo, se contrató este tipo de seguros -que en otras latitudes su cobertura implica evitar que una epidemia de salud se vuelva pandemia- por una suma de cobertura de 3.8 millones de dólares (mdd).

Rubem Hofliger, head public sector Solutions en América Latina de Swiss Re, platicó sobre la importancia de estos seguros y cuáles son las ventajas para México de contar con estos “trajes a la medida” y con ellos proteger sus recursos naturales, que son una fuente de dólares para la economía nacional.

¿Cómo funciona un seguro paramétrico?

Los seguros paramétricos son “trajes a la medida”. No es un producto que lo puedes sacar de un contrato de adhesión, sino que se hace de manera particular, con base a las necesidades, capacidades y prioridades que tenga un cliente.

Se analizan las necesidades del cliente y se diseña tanto el límite, en este caso la suma asegurada, con base en un presupuesto estimado que se tenga para el pago de la prima, también el umbral de indemnizaciones, es decir, el parámetro a partir del cual el seguro comienza a pagar.

Este tipo de seguros cuenta con un polígono de cobertura donde, cuando el ojo del huracán toca el polígono, en automático revisamos la velocidad de viento y, en este caso, el porcentaje de pago correspondiente.

Este polígono es una especie de oreja que cubre la zona norte del estado de Quintana Roo, que entra varios kilómetros hacia el mar. Es importante resaltar que un huracán no necesariamente tiene que tocar tierra para que haga daño. Inclusive, cubre toda la isla de Cozumel y mar adentro.

Este tipo de soluciones permiten llegar al balance adecuado entre qué quiero cubrir, a partir de cuándo quiero que el seguro me pague, cuánto me va a pagar y adecuarlo también a un presupuesto estimado; cuánto quiero pagar por un seguro.

¿Cuál fue el papel de Swiss Re?

Swiss Re Corporate Solutions participó como co-asegurador, detrás de la aseguradora ganadora que fue, Seguros Afirme. Ellos son los que participan en la licitación, emiten una póliza de seguros y seden el riesgo a Swiss Re Corporate Solutions como reasegurador que toma el riesgo y, en caso de ocurrencia de un fenómeno, que detone un pago, nosotros le pagamos a la compañía de seguros y esta, a su vez, le paga al gobierno del estado.

¿A cuánto ascienden las primas?

Una de las ventajas de los seguros paramétricos es que no llevan deducible, su equivalencia con el seguro tradicional, es que el pago de los daños que provoque todo evento que está por debajo de vientos de 185 km/hr no corre por cuenta del seguro. No hay un deducible como tal.

La suma asegurada, o el límite que adquirió el fideicomiso del estado de Quintana Roo, fue de 3.8 millones de dólares (aproximadamente 76 millones de pesos) por un periodo de un año.

Cuando los vientos del huracán sean de 185 y hasta 239 km/hr el seguro pagará 40% del límite total; con velocidades de 240 km/hr y hasta 265 km/hr o más tendría un pago del 80% de la suma asegurada y, a partir de 296 km/hr se paga el 100% de la cobertura.

Estos son trajes a la medida y se pueden hacer tantos escalones de pago y porcentajes como requiera el cliente. El número de variables que se pueden tomar en consideración son infinitas.

¿Cómo se determinaron los montos?

Este producto fue diseñado con base en un estudio técnico que hicieron expertos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONAP) y científicos expertos en medio ambiente y mares.

Se nos acercó un organismo no gubernamental (ONG) llamado The Nature Conservancy, una de las ONGs en materia de medio ambiente más grande del mundo. Nos pidieron que les ayudáramos a ver la posibilidad de un esquema de transferencia de riesgo que pudiera cubrir los posibles daños al arrecife de Mesoamérica, que pasa por Cancún y Puerto Morelos, Quintana Roo.

Se hizo un análisis de cuáles habían sido en la historia las afectaciones que ha sufrido el arrecife de coral y las playas de Cancún por eventos similares en la historia. Se analizó un estimado de las pérdidas que han sufrido, es decir, el costo para reparar el arrecife, para volver a visitar las playas y con ello se diseña un producto cuya indemnización por el impacto del huracán vaya, de alguna manera, relacionado con la necesidad de recursos para protección.

Al ser un seguro paramétrico, el objetivo es que no se requiera un trabajo de ajuste, de evaluación y cuantificación de los daños. Técnicamente se hizo de manera previa al analizar la correlación entre el impacto de la velocidad del viento de los huracanes con los daños sufridos.

El pago de las primas se hace de forma inmediata porque sabemos que si no hay playas, no hay turismo. Si no hay turismo, no hay actividad económica y el gobierno no recauda ingresos derivados de los impuestos del consumo de los hoteles y tampoco la población tiene ingresos.

Los arrecifes y las playas del Caribe son los pilares de la economía para el caribe mexicano; ayudan a generar una derrama económica de alrededor de 9,000 millones de dólares (mdd).

¿Cómo se distribuyen las primas?

A diferencia de un seguro tradicional, el uso del recurso es muy flexible. El comité técnico del fideicomiso tiene la flexibilidad de utilizar el recurso en lo que más necesite, derivado de la ocurrencia del fenómeno. Cada fenómeno es distinto y, por ende, hay necesidades distintas.

Pudiera ser que, en una primera instancia, lo más urgente fuera el pago de jornales a la población local para dar la primera ayuda a atender el arrecife, otro pudiera ser traer dragado de arena del sur del estado o del fondo del mar para repoblar de arena las playas de Cancún.

¿Por qué es importante el arrecife de coral?

El arrecife de coral funciona como barrera natural contra el impacto de los huracanes a la playa, es decir, si el arrecife está sano y está crecido se convierte en una barrera natural contra el impacto de los huracanes de gran escala.

¿Cómo se recupera un arrecife tras un huracán?

Se desarrolla todo un grupo de trabajo con tareas específicas de desarrollar manuales de operación y capacitación; crean brigadas de gente que vive en la región, se les capacita y asignan actividades para que, cuando ocurra un huracán de esas magnitudes, sea esta población sea la que ayude en los trabajos de recuperación del arrecife.

Los trabajos de recuperación consisten en: recoger los pedazos de coral desprendidos, llevarlos a enfermería y, después, volverlos a plantar.

Al ser un ente vivo, si no se llevan a cabo estas tareas de recuperación, enfermería y replantar el arrecife muere y tardaría muchos años en crecer de manera natural.

Si la respuesta se implementa hasta 60 días después de la tormenta, aumentará considerablemente las posibilidades de que muchas colonias de coral sobrevivan y se recuperen, reduciendo el daño causado la tormenta, sostiene el documento Seguro Paramétrico para arrecifes y playas en Quintana Roo.

El fideicomiso se alimenta con recursos del impuesto de zona federal marítimo terrestre (Zofemat).

Este impuesto lo pagan los comercios que hacen uso de las playas y de los bienes naturales, en este caso de Quintana Roo, y es recaudado por las propias municipalidades y un porcentaje de este impuesto alimenta a este fideicomiso y tiene tres finalidades:

Atención y mantenimiento permanente de las playas y el arrecife de coral, en el sentido de tener las playas con un adecuado mantenimiento, evitar la contaminación en el arrecife, evitar la sobreexplotación de este recurso natural.

En segundo lugar, sirve de fuente de financiamiento para eventos de huracán y marea de tormenta no tan severos, pero sí más frecuentes. Son eventos más recurrentes pero que no causan daños tan catastróficos y, por ende, es mejor que el mismo fideicomiso administre estos recursos en lugar de comprar un seguro porque eventos muy frecuentes resultan muy caros transferirlos a los seguros.

El tercer objetivo es la compra de un seguro catastrófico, un seguro paramétrico contra huracanes de categorías de mayor severidad que no son tan recurrentes, pero cuando ocurren se requieren montos mucho más considerables para poder atender los daños y hacer las tareas por parte de brigadas y autoridades de manera rápida para evitar que el arrecife muera.

¿Qué tan grande es el mercado de seguros de recursos naturales?

El mercado de seguros para recursos naturales puede ser tan grande como exista información que te permita calcular el riesgo, la probabilidad de ocurrencia y poderle poner un precio al riesgo.

Siempre y cuando podamos medir, las posibilidades son muy amplias. Hablamos de manglares, hablamos de trabajar en una fase dos del arrecife de Mesoamérica para cubrir el resto del arrecife que va de Belice a Honduras.

Ya hay discusiones en Australia para cubrir el arrecife de Australia.

Se puede cubrir también, por ejemplo, fenómenos de marea roja, donde si existe información de las razones por las cuales ocurre este fenómeno también pudiera darse la oportunidad de elaborar un esquema que llamamos de ‘interrupción de negocio’.

Hemos diseñado coberturas de protección al turismo. Significa que, analizamos el comportamiento de la actividad hotelera en la región a cubrir; tenemos historial y tenemos datos suficientes para ver cómo es el comportamiento de la ocupación hotelera por cada mes.

Definimos un umbral y si la ocupación hotelera cae por debajo de ciertos porcentajes, se va pagando un porcentaje del total la póliza de indemnización, entendiendo que, cuando se está en esos niveles de ocupación, ya no hay actividad y se requieren recursos para que la gente pueda salir adelante.

También se pueden diseñar trajes a la medida para cubrir regiones, para cubrir áreas o activos en particular.

Se pueden diseñar seguros paramétricos de terremotos por la magnitud de la ocurrencia del sismo en su epicentro, es decir, donde ocurre, pero también se puede medir por la intensidad; cómo impacta en una región en particular que un cliente quiere cubrir, sin importar donde ocurre el epicentro.

Tenemos implementada para varios países de África una cobertura para evitar que una epidemia se convierta en una pandemia. Esta cobertura la hicimos de la mano del Banco Mundial (BM). Los recursos son para contener el brote a través de cuarentenas, de actividades que permitan que no se expanda el mundo entero.

Hay productos para el exceso de lluvia, de sequía o heladas para el sector agropecuario que es muy sensible a los fenómenos climáticos.

¿Hay seguro por sargazo?

Aún no contamos con información que nos permita entender cuál es el comportamiento, por qué se da, por cuánto tiempo se da y con qué frecuencia.

Al ser un fenómeno reciente que no tiene mucha estadística o data, información al respecto. Al día de hoy no tenemos un producto que permita afrontar este tipo de situaciones.

¿La Amazonía está asegurada?

Existen seguros tradicionales o paramétricos que cubren incendios forestales.

Dado la gran extensión del Amazonas, creo que difícilmente se haya hecho un análisis de buscar una cobertura para el Amazonas. Creo que no existe, pero eso da pie a que se puede hacer análisis de la viabilidad de un seguro.

Al día de hoy, todo mundo tiene los ojos en las acciones anteriores a la ocurrencia del fenómeno. No queremos que esto vuelva a ocurrir y se tienen que tomar todas las actividades de prevención, mitigación y reducción del riesgo de ocurrencia de este tipo de fenómenos.

El seguro ayuda a financiar las actividades, por ejemplo, del retiro del material quemado y actividades de reforestación. Pero, lamentablemente, por las extensiones ya afectadas tardará muchos años en recuperar y rehabilitar el área del incendio.

Aún con todos los recursos del mundo, un árbol tarda mucho tiempo es llegar a los niveles que estaba antes.

¿Qué hace Swiss Re Corporate Solutions?

Grupo Swiss Re tiene más de 155 años de existencia. Es una compañía suiza que se ha expandido a lo largo de los años a todo el mundo, contamos con oficinas en todo el mundo.

Tenemos tres unidades de negocio: la primera siendo el core business, desde que se crea, la unidad de reaseguro, cuyo principal objetivo es brindar seguros a las compañías de seguro. Nosotros respaldamos el portafolio de las compañías de seguro del mundo entero: autos, casas, PyMEs, créditos hipotecarios, salud, industria; seguro de caución, crédito, fianza.

Entre 2010 y 2011 se creo una nueva unidad de negocio llamada Swiss Re Corporate Solutions, cuyo objetivo es llegar al cliente primario, brindar soluciones innovadoras, a la medida de los clientes primarios, particularmente corporaciones y también gobiernos.

Con ello estamos incursionando tanto en esquemas de reaseguro y abriendo compañías de seguros en diferentes países. En el caso de México, el año pasado iniciamos en seguros directos; también tenemos en Brasil y en Colombia.

Tenemos una tercera unidad de negocio que todavía no opera en América Latina, enfocado en seguros directos de vida y salud.

Comentarios