México
Tendencia

¿Qué tienen en común Rosario Robles, Emilio Lozoya y Javier Duarte con Peña Nieto?

Estos 3 personajes caídos en desgracia tiene en común sus señalamientos contra el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien según sus declaraciones, estaba al tanto de todas las irregularidades

Las declaraciones del exgobernador Javier Duarte y los exfuncionarios Rosario Robles y Emilio Lozoya tienen algo en común: las duras palabras contra su antiguo jefe, Enrique Peña Nieto.

El expresidente está cada vez más en la mira de la justicia. Apenas transcurrieron ocho meses de que dejó la Presidencia y su nombre ha sido mencionado en los casos de personajes de alto impacto a quienes se les sigue un juicio.

Desde supuestos pactos judiciales hasta omisiones en presuntos actos de corrupción es de lo que se ha señalado al expresidente mexicano y aquí te explicamos todo el asunto.

Rosario Robles

Rosario Robles Berlanga, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) está vinculada con el caso de corrupción conocido como La Estafa Maestra, a través del cual diferentes dependencias del gobierno de Peña Nieto habrían desviado 7.670 millones de pesos (USD 403 millones).

Fue durante la segunda audiencia en el Reclusorio Sur del 12 de agosto, cuando Robles Berlanga aseguró que tanto el ex presidente Enrique Peña Nieto como el ex secretario de Hacienda y candidato presidencial, José Antonio Meade Kuribreña, estaban al tanto de las irregularidades en la Sedesol, las cuales habían sido notificadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Ante el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, Rosario Robles, a través de su defensa, dijo «Sí le puse en conocimiento al ex presidente Enrique Peña Nieto a través de la línea roja. La forma de comunicación era mediante la red federal y en las reuniones de gabinete».

El juez consideró que «si existen avisos por escrito a Enrique Peña Nieto y no los presentó, está encubriendo al ex presidente, por lo que se debe aclarar si Peña Nieto está involucrado y si actuó o no».

Y dijo que era obligación de Robles era informar al expresidente por escrito y no por el teléfono rojo, reuniones de gabinete o giras de trabajo, como lo reveló su defensa.

Por otra parte, el abogado Óscar Ramírez indicó que Robles también notificó de la situación que prevalecía en la Sedesol, a su sucesor, José Antonio Meade

«Se le informó al nuevo secretario, ya no eran atribuibles a Rosario Robles», señaló la defensa.

Los abogados de Robles Berlanga rechazaron que su defendida haya sido omisa, y presentaron 30 datos de prueba, entre ellos, oficios, declaraciones de testigos, dictámenes periciales en contabilidad y la propia declaración de su defendida.

Por otra parte, el juzgador emplazó a Rosario Robles a proporcionar el próximo viernes la carta de entrega-recepción en la que informó a José Antonio Meade, de las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la dependencia.

Consideró que ese documento sería «una joya» por el valor de la prueba.

Al término de la audiencia, que duró 12 horas, el juez vinculó a proceso a Rosario Robles y determinó que fuera enviada al Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla, en donde permanecerá al menos 2 meses, tiempo durante el cual se presentarán más pruebas antes de que se determine su sentencia.

Aunque los delitos por los que está acusada no ameritan prisión preventiva oficiosa, el juez determinó prisión preventiva justificada al considerar que hay riesgo de fuga, ya que no tiene arraigo en la Ciudad de México, ha mentido respecto a sus domicilios y tiene la capacidad económica de esconderse.

Este martes 12 de agosto, el periódico Reforma consignó que José Antonio Meade fue captado saliendo de Palacio Nacional en compañía de José Antonio González Anaya, quien fue director de Petróleos Mexicanos y ex secretario de Hacienda, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Al parecer, asistieron a un desayuno con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Emilio Lozoya

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya es prófugo de la justicia tras ser señalado de asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho.

Desde dónde sea que se encuentre escondido de la autoridades mexicanas no ha dejado de «balconear» a su exjefe por medio de su abogado y ya hasta video preparan para contar su verdad.

Javier Coello, el abogado de Emilio Lozoya, dijo en junio de este año que el exfuncionario actuó con la autorización de Enrique Peña Nieto.

«¿Quién es el que ordena en este país? ¿El que tiene el poder ejecutivo? El presidente de la República. No se mueve una sola hoja de un árbol si no lo ordena el presidente», dijo el abogado durante una entrevista en Despierta con Loret.

A pregunta expresa de Carlos Loret de Mola sobre si el presidente Enrique Peña Nieto ordenó todas las operaciones en Pemex, Coello reiteró que todo lo que se movió en la empresa, incluidos los contratos, pasó por las manos del Consejo de administración, y evidentemente autorizado por el presidente.

En otra entrevista, se lanzó también contra la Secretaría de Hacienda y el Congreso.

«Vamos acreditar también cómo se endeudo Pemex, porque el único que podía autorizar el endeudamiento de Pemex, era la Secretaría de Hacienda y el Congreso de la Nación.» Javier Coello

El 26 de julio, el abogado de Lozoya contraatacó nuevamente al asegurar que su cliente difundirá pronto un video en el que contará como Pemex fue saqueada porPeña Nieto y Luis Videgaray.

En entrevista para El Universal dijo que «ellos fueron los que saquearon a Pemex, no digo que se lo robaron, sino que se lo llevaron a la Secretaría de Hacienda el dinero».

Javier Duarte

El 16 de julio salió un ‘bombazo‘ en los medios de comunicación: la detención de Javier Duarte, exgobernador que se declaró culpable de lavado de dinero y asociación delictuosa, fue pactada con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Un video difundido por Imagen Noticias mostraba a Javier Duarte muy tranquilo el 15 de abril de 2017, día de su detención, informando que estaba en un hotel que no lo habían detenido que se estaba entregando y que darían a conocer esto como «si hubiera sido sorprendido y detenido pero estoy en total libertad».

Quiero informar que en unos instantes más y de acuerdo al convenio establecido con el Gobierno Federal, seré detenido, me entrego, precisamente para poderme defender y cumplir con los acuerdos establecidos con el Gobierno Federal en el sentido de que puedan dejar de hostigar a mi familia y que pare esta persecución política en contra de mi persona, mi familia y mi entorno»

En el acuerdo con el gobierno encabezado por Peña Nieto, según Duarte, se estipulaba que con su entrega las acusaciones contra su familia serían retiradas para que pudieran llevar una «vida plenamente en paz, en bienestar y sin seguir siendo molestada. Seré un preso político».

Pero ahí no terminó Duarte, hay más declaraciones con el fin de hundir a Enrique Peña Nieto.

l 9 de junio, el exgobernador le dijo a Reforma que el expresidente le regaló dinero porque tenía cargos de conciencia,

«Lo que entregué fue dinero que me dio el expresidente Enrique Peña Nieto, me lo entregó a través de un amigo, quien se lo dio a mi hermano… pues por el cargo de conciencia que tiene, todas las chingaderas que me hicieron, ese dinero que yo no tengo, que no he tenido, que no puedo darme el lujo de tener, que no puedo darme el lujo de pagar, pero tampoco es una cantidad estratosférica, tampoco pienses eso», le dijo Duarte de Ochoa a Reforma.

Comentarios

Fuente
Vanguardia
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar