Julián Puente

Puntualidad Escolar

PUNTO EXACTO

“Pedro” es un maestro de una escuela pública. Me platico que la directora hace esperar a los chicos que llegan tarde en el patio hasta que el resto termine de saludar a la bandera y entre al aula. Según él, es su forma de sancionarlos. No les permite que entren una vez que sonó el timbre, pero suele pasar que hay días, sobre todo los lunes, en los que quedan más chicos afuera que adentro”. Lo anterior me los platico un amigo profesor que por obvias razones no diré de que escuela se trata. Lo interesante de este tema es que llegar al colegio con puntualidad y bien preparados ayuda a los niños a tener éxito en los estudios. Los niños que llegan a tiempo a la escuela, sin nervios, bien desayunados, que llevan los útiles escolares que van a necesitar y los trabajos hechos tienen más seguridad en sí mismos y asisten más contentos a las clases. Hace unos días la SEQ ENVIÓ un oficio a los directores de primarias para que se les permita al alumno llegar tarde, es decir que no les cierren el portón y los dejen afuera por irresponsables, según esto es a raíz de una recomendación de la comisión estatal de los derechos humanos ya que unos padres se quejaron de que dejaron a su hijo afuera por llegar tarde.

Ahora bien, cuando los niños son dejados hasta una hora después del toque de salida y los maestros, quienes también tienen vida y familia, tienen que quedarse a esperar al papa o a la mama para no dejar al niño solo; en este caso también se aplicaría la misma queja, es decir que los maestros acudan a derechos humanos y se obligue a los papás llegar puntuales a la hora de salida, la verdad no creo que sea lo mismo. La puntualidad en el colegio es una actitud que se adquiere desde los primeros años de vida mediante la formación de hábitos en la familia. También es un reflejo de respeto al tiempo de los demás. La puntualidad en la escuela es un signo de buena educación. Nuestra vida cotidiana, personal o profesional, muy a menudo se convierte en una carrera de obstáculos para conseguir el tiempo que nos falta para cumplir con nuestras tareas. Esta búsqueda  ocasiona fatiga, insatisfacción, estrés y desánimo. Pero, a pesar de todo, no existe justificación alguna para llegar tarde a nuestros compromisos.

La puntualidad es cortesía, educación y respeto, desgraciadamente, los mexicanos hemos exportado al mundo la terrible fama de ser informales e impuntuales. Para personas de otros países hacer negocios con nosotros les implica entender la cultura que tenemos en relación al tiempo. Creo que el incumplimiento que nos identifica, en parte se debe a que hemos perdido la vergüenza. Vergüenza que es necesaria tener por el bien del país. Si queremos un país competitivo debemos ser gente puntual, formal y para eso la vergüenza nos tiene que llegar. Así podremos, entre otras cosas, trabajar y cumplir sin excusas, sencillamente como Dios manda. Puntualidad en la Escuela es un signo de buena educación. Al ingresar a la escuela, se desarrollan todas las actividades de acuerdo a un horario que se establece en los reglamentos internos. Estos horarios permiten tener un orden, además que ayudan a la coordinación de las clases y descansos; todo esto consolida la actitud aprendida en el hogar. Sin embargo, en algunos casos hay personas que constantemente llegan tarde y, generalmente presentan excusas, por ejemplo, no sonó el despertador, mi mamá me retrasó, no pasó a tiempo el transporte, etc., y esto ocasiona un retraso para todos o distracciones que rompen con el orden de las actividades. La puntualidad en la escuela se aprende, y nos enseña, así que si quieren a niños sin disciplina alguna permitan que hagan lo que quieran. Ustedes tienen la mejor opinión, recordemos que las escuelas no son guarderías y los maestros no son nan@s. En mis tiempos cuando llegaba tarde a la escuela por lo menos me hacían esperar una hora afuera si bien me iba, el castigo era barrer los baños o quedarme sin recreo, ahora a todo le buscan “violaciones” a sus derechos humanos por favor, hagamos responsables a nuestros niños desde temprana edad pero también los padres deben serlo porque no sirve de nada que el niño esté listo temprano si quien no lo está son sus progenitores.

Comentarios

Etiquetas

Julián Puente

Julián Eduardo Puente Sánchez; es periodista y columnista de quintana roo desde hace 15 años. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Actualmente se desempeña como titular de la 2da emisión de Sipse Noticias Radio, coordinador del Periódico la Voz de Quintana Roo en la zona sur y director de comunicación social de la delegación del ISSSTE en el estado así como de colaborar para diversas páginas informativas.
Botón volver arriba
Cerrar