Raúl Caraveo Toledo

PRI, PAN, PRD, incierto panorama 2018

El 2018 no será un año electoral típico, es desde el 4 de marzo pasado un preámbulo a un año de proceso electoral atípico completamente, por primera vez se permitirán candidatos independientes ciudadanos, es decir sin la postulación de un partido político; los partidos políticos en su desprestigio arrastran otras instituciones.

El escenario de la competencia de los partidos grandes sufrirá modificaciones importantes hoy el desmoronamiento desde su interior del Partido de la Revolución Democrática es evidente y para el 2018 es posible que solo queden escombros de la membresía. La izquierda partidaria se reacomodará en parte en Morena y en algunos candidatos ciudadanos inmaculados; entonces surgirán varios frentes izquierdistas moderados, radicales, virales, acomodaticios, en fin, todo lo que el imaginario colectivo mexicano pueda crear apoyado por exégetas de los medios de información, exégetas de líderes de opinión y cualquier tipo de variable que surja.

PRI y PAN es posible que permanezcan de una pieza y superen sus conflictos internos y se presente en unidad disimulada, eso ha sido la clave de su permanencia histórica.

El PRD  ahora envuelto en el escándalo inmobiliario de su lideresa Alejandra Barrales, sin haber superado las Barbosadas ha dejado ver la podredumbre de su estructura interna, lastima por sus tribus, lastima por sus liderazgos creados al vapor como el de Miguel Ángel Mancera entre otros. Es un tema que no interesa a nadie.

Lo importante que deseo dejar para abrir la reflexión es el escenario mismo a que nos enfrentaremos en 2018; cuáles de los liderazgos que se perfilan como candidatos ciudadanos independientes pueden ser opciones viables; De la fuente, Jorge Castañeda, Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, José Narro, Fernández Noroña, Pedro Ferriz de Con, etc. Tengo mis dudas sobre todos estos personajes.

El único aspirante definido y en campaña es Andrés Manuel López Obrador que aventaja en encuestas y surge muy temprano como puntero, es difícil a ese ritmo mantener el paso, se enfrenta a serias oposiciones encontradas, es decir logra capitalizar la atención para la crítica de cualquier otro grupo político o personaje político adverso; o sea, quizá Castañeda, El Bronco, Osorio Chong y Margarita Zavala de Calderón no tengan absolutamente nada en común –salvo-, -excepto-, el evitar más el crecimiento de AMLO y  así con medios, comentaristas, funcionarios, muchas veces es un concierto sinfónico. Sin embargo una colaboración en la teoría política de México es el concepto de la cargada y hoy ese efecto es el que AMLO está produciendo  lentamente, las declaraciones de éste tienen más resonancia y producen efectos inmediatos. Lo importante es si será resistente y consistente su campaña; si su  carácter y temperamento no lo traicionará.

El voto antisistema y de los millennials aún no está definido y los tiempos podrían dar un giro hacia un nuevo liderazgo.

Las mismas herramientas de antaño utilizadas por el viejo sistema político mexicano ahora están actuando en forma impredecible. Este es el nuevo juego que imponen las nuevas variables; las redes sociales y la libertad de opinión en medios digitales abiertos.

Gracias por su lectura y recomendaciones en Facebook y twitter

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar