Polaroid nació cuando la hija de Edwin Landu, el inventor, necesitaba ver las fotografías de sus vacaciones al instante de tomarlas, esto fue el foco que dio al hombre la idea de inventar una cámara que fuera instantánea.

Land ya había desarrollado el primer filtro polarizador sintético en 1928 y el logro había resultado fundamental para la historia denla fotografía, así que cuando en 1947 se presentó la cámara instantánea ante la Sociedad óptica  estadounidense que revelaba las fotos tomadas mediante un proceso químico basado en dos láminas de material químico, el suceso fue un hito.

La primera

La máquina funcionaba con dos láminas, una positiva y otra negativa que en permitía extraer la foto tomada en 60 segundos.  Le llamaron la Land Camera y en un principio sólo había 60 ejemplares, para ver cómo respondía la gente ante la creación. Todas las cámaras se agotaron en el primer día de venta y desde ese momento el éxito fue imparable hasta la desaparición de la invención en 2008.

La SX-70

Después de esta cámara vinieron muchas más, por ejemplo la SX-70 que revolucionó nuevamente el mercado; era un réflex de un objetivo diseñado plegablemente que cabía en el bolsillo y expulsaba de manera automática las copias, todo con la alimentación de una batería plana y desechable oculta en el cartucho de una película.

La SX-70 no sólo revolucionaría el mercado fotográfico, también revolucionaría el arte y la forma de hacer fotografías. Muchos fotógrafos empezaron a ver las polaroid como un lienzo que necesitaba un toque personal, ya que la película de dicha cámara permitía modificar, rascar y distorsionar la emulsión, dando como resultado diferentes efectos en la imagen.

El espíritu inventor e investigador de Land continuó, y en los años 80 aparecieron las cámaras Polaroid 600, un clásico de los 80 y 90. Estas cámaras alcanzaron una popularidad enorme por el abaratamiento de sus precios, y pasaron a ser un clásico entre las familias occidentales.

El declive

Con la muerte de Land en 1991, la Polaroid fue en declive, esto, aunado a la aparición de la fotografía digital mantuvo en agonía a la compañía que se fue a quiebra en 2008 lo que llevó a uno de los momentos más dramáticos para la fotografía, la subasta de la colección que durante toda su vida Land, junto con amigos como Ansel Adams, habían reunido.

Del millar de fotografías que componían esta colección, se subastaron entre otras, polaroids de Warhol, Robert Mapplethorpe, Robert Frank, Robert Rauschenberg y Chuck Close, y clásicos de la fotografía como La madre inmigrante, de Dorothea Lang, o Trees in snow, de Harry Callahan.

La entrada de Polaroid al mundo de las redes sociales

Hace unos meses Polaroid anunció una nueva cámara, la Polaroid Socialmatic, una mezcla de digital y “analógico”, en la que además de compartir las fotos en redes sociales a modo Instagram, permitirá imprimir las mismas en 1 minuto, la máquina permite impresiones 2″x 3″ (6x9cm) en papel Zink.

La Socialmatic incorpora un sensor de 14 megapíxeles, una segunda cámara trasera de 2 megapíxeles para tomar autofotos (selfies), una capacidad de almacenamiento de 4 gigabytes que puede incrementarse insertando una tarjeta micro-SD y una pantalla LCD TFT táctil de 4,5.

Fuente: De 10
Comparte tus comentarios