Reseñas

Passengers: La prueba de que el guion es lo más importante.

Homestead es una empresa encargada de organizar viajes al espacio, su proyecto más reciente consiste en llevar a 5,000 personas al planeta Homestead II a bordo de la nave espacial “Avalon” en un viaje que durará 120 años, tiempo que los pasajeros pasarán enuna cámara de hibernación. 90 años antes del final del viaje un pasajero de nombre Jim Preston (Chris Pratt) despierta debido a una falla en su cámara, un año pasará este hombre sin ninguna compañía en la nave hasta que otra pasajera de nombre Aurora (Jennifer Lawrence) despierta.

“Passengers” está dirigida por Morten Tyldum, director de la película The Imitation Game, la cual fue nominada a 8 premios Oscar en 2015, entre ellos al de Mejor Película, y que consiguió el premio a Mejor Guion Original en esta misma entrega. En mi opinión The Imitation Game es una de las mejores películas de los últimos años, razón por la cual mis expectativas, como las de muchos, eran muy altas para esta cinta, además, la trama parecía bastante interesante, lamentablemente no lo es y por eso esta cinta sólo tiene un calificativo: decepcionante.

El principal problema de “Passengers” es que nunca sabemos ante que estamos, si es un sci-fi, una película romántica o un drama. La película comienza con una impresionante toma de la nave en el espacio, después, nuestro protagonista despierta de su hibernación para darse cuenta de que es el único pasajero que ha despertado y que lo ha hecho mucho tiempo antes de lo planeado; hasta ese momento la cinta tiene los elementos necesarios para ser un extraordinario sci-fi, nos hace cuestionarnos sobre ¿Qué somos? o ¿Cuánto vale la vida en realidad? Los primeros minutos dan la impresión de que veremos una cinta bastante decente. El problema aparece pocos minutos después de que el personaje de Lawrence aparece en escena, desde ahí se convierte en una película romántica que se olvida por completo de la ciencia ficción, casi una hora después de esto la película se transforma en un drama para finalmente volver, de manera desafortunada, a la ciencia ficción.

Si ves sólo una parte de la cinta parecería que estamos ante una película romántica que únicamente tiene de fondo el tema espacial, si la ves en otro momento es una película de ciencia ficción que tiene de fondo una historia romántica, si la ves completa nunca entiendes cuál es la intención de la cinta.

La cinta tiene varios puntos a su favor, para empezar las actuaciones son muy buenas, por un lado tenemos a uno de los actores más carismáticos de la actualidad (Chris Pratt) y del otro tenemos a una de las mejores actrices de Hollywood (Jennifer Lawrence). Además, la química entre ambos es notable, los momentos románticos son creíbles y también lo hacen muy bien en todos los demás momentos juntos. Tristemente el guion no les permite lucirse en ningún momento, ni siquiera a Lawrence, quien ha logrado salvar con su puro talento cintas bastante medianas como lo fue “Joy”. Lamentable situación para unos actores que merecen proyectos mucho más decentes.

La dirección de Tyldum es buena y los efectos especiales son extraordinarios. Esto junto con varias referencias a “El Resplandor” y a “2001: Odisea del espacio” hacen que esta cinta sea visualmente muy buena. Además de lo visual, la banda sonora de Thomas Newman también está muy bien lograda.

El guion, que corre a cargo de Jon Spaihts (Prometeo, La Última Noche de la Humanidad, Doctor Strange) es el problema. Una historia sumamente predecible, llena de momentos cursis y donde los problemas se resuelven con una facilidad inimaginable, hacen de esta cinta una de las peores decepciones del año y demuestran que aunque una cinta tenga buenos actores, un buen director y este lleno de buenos elementos, la historia sigue siendo lo más importante.

Muchos la han llamado “El titanic del espacio interior” por la similitudes entre una historia y otra. Y yo creo que tiene razón, pero no por esas similitudes sino porque, al igual que Titanic, Passengers podría ser una película extraordinaria de no ser por lo cursi y vacío del guion.

“Passengers” vuela a la velocidad de la luz a convertirse en un fracaso ya que el costo de la cinta fue 110 millones de dólares y hasta el momento ha recaudado menos de 20 millones.


ADDENDUM: En 1977 el mundo caía rendido ante una cinta llamada “Star Wars”, en ésta aparecía una joven que con sólo 21 años cautivo a todos con su belleza y calidad para interpretar el papel de una valiente princesa intergaláctica llamada Leia. Este personaje se volvió entrañable para la saga y con el tiempo no sólo se convirtió en un ícono de la cultura pop, también se volvió sumamente importante para el empoderamiento de la mujer en el cine. La mujer que interpretaba a dicho personaje era Carrie Fisher.

Fisher nació un 21 de Octubre de 1956. Cuando era muy joven se encontró con el personaje que cambiaría su vida para siempre, el de la Princesa Leia en Star Wars. Lo difícil de lidiar con la fama, su trastorno de bipolaridad y su adicción al alcohol, los antidepresivos y las drogas, especialmente la cocaína, la llevaron a tener una vida complicada que la tuvo cerca de morir por una sobredosis mientras rodaba la cinta “Star Wars: El Impero Contraataca”. A pesar de esto Fisher siempre trató de verle el lado cómico a la vida (su vida), algo que ayudo a llenarla de ideas para fortalecerse en su faceta menos conocida pero más exitosa, la de escritora. Monólogos, script doctors, galas del Oscar y guiones de películas y series fueron algunos de los trabajos de Fisher, sin contar el rumor según el cual los diálogos de la trilogía original de “Star Wars” se vieron beneficiados por Fisher sin darle a ésta ningún crédito.

El pasado 23 de Diciembre Fisher sufrió un infarto a bordo de un avión mientras viajaba de Londres a Los Ángeles y finalmente (y lamentablemente) este 27 de Diciembre perdió la vida en el Ronald Reagan UCLA Medical Center de Los Ángeles. Un talento más que nos deja este 2016 y que sin duda merecer ser recordado por siempre. May The Force Be With You, Carrie.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar