Raúl Caraveo Toledo

País de cínicos

El peor de los escenarios se configura en el caso de Arturo Escobar  quienes pensaron que  por fin un fiscal honesto se empeñaría en aplicar la ley contundentemente,  y esta podría ser aplicada  al pie de la letra, otra vez se equivocaron.

La respuesta en conferencia de prensa reproducida por los voceros electrónicos de televisión es toda una pantomima ridícula que decepciona más de lo poco que aclara. El acusado ahora voltea la situación y pone en entredicho al  fiscal Santiago Nieto para que a partir de ese momento sea considerado un cadáver político; le siguen al unísono la banda completa. El único fiscal de la FEPADE que se atrevió a fincar responsabilidades penales a un delincuente electoral de probada responsabilidad queda fuera de la lógica perversa del sistema político mexicano. Argumentos insuficientes no determinantes para desacreditar el proceso que finca la fiscalía son magnificados; Santiago anteriormente fue asesor de senadores perredistas, los senadores en su conjunto, los más cínicos dicen desconocer esos antecedentes, y eso es muy poco probable, si en la lógica del sistema los mismos partidos políticos por la vía de sus bancadas son quienes designan, aprueban y consultan a los aspirantes a cualquier posición de ese nivel, es ahí donde entran en juego sus intercambios de posiciones o negociación de una por otra. Entonces los mismos senadores reconocen que NO HACEN SU TRABAJO o lo hacen muy mal. Doble cinismo.

Es imposible que se llamen engañados; no existe engaño en no anotar un antecedente laboral de consultoría particular en el currículum vitae, el historial académico o laboral de una persona es libre de señalar los antecedentes que sean necesarios para la competencia de una función. En mi historial nunca he anotado que fui bolero y vendí pan en Minatitlán o que fui chofer de autobuses urbanos  en la zona hotelera de Cancún, no lo considero ni necesario ni trascendente; tampoco haber sido asesor de determinado personaje. No es  sustancial es decir es accidental, anecdótico.

Arturo Escobar va a contrademandar si es correcto decirlo así; puede ganar, puede regresar a su puesto en la subsecretaría de gobernación; o en el menor de los casos puede ir al INFONAVIT o a otra dependencia, que debieran ocupar los mejores mexicanos, ahora la ocupan una caterva de delincuentes.

Santiago Nieto seguirá siendo atacado por El Universal –para eso me gustaba- y sus escritorzuelos, probablemente pierda la titularidad de la FEPADE, y sea relegado de cualquier posición.

El Partido Verde seguirá infligiendo la ley electoral y pagará las multas que algunas veces le finque el Instituto Nacional Electoral, su papel en las elecciones de 2016 será determinante pero en dos sentidos; o para apoyar la alianza con votos a favor del PRI o para restarle votos al PRI por el descrédito que ha sido manifiesto popular, lentamente se está convirtiendo en un lastre incómodo.

Por el caso de Arturo Escobar no deben estar preocupado, ya están surgiendo sus remplazos más pronto de lo que imaginamos.

Cinismo de Escobar, de sus defensores, de los medios y periodistas, cinismo de quien lo cobija; ante la indiferencia de millones de mexicanos. Ahora solo falta  que la Comisión Nacional de Derechos Humanos lo cobije si éste lleva su caso ante ellos.

Gracias por su lectura

@raulcaraveo

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar