SÍDNEY, AUSTRALIA.- Una oveja errante que se paseaba por la región de Camberra por fin fue esquilada tras seis largos años sin recibir la debida atención de un esquilador profesional, acabó por regalarle al mundo más de 42 kilos de lana que rompieron un récord mundial por la mayor cantidad de lana esquilada de un solo ejemplar.

Se necesitó la participación del cuatro veces campeón australiano de esquila, Ian Elkins, y cuatro de sus asistentes para remover toda la lana que había crecido sobre la oveja. Los cinco profesionales tardaron unos 42 minutos en recortar los 42,2 kilos de lana que cubrían más del 90% del animal y que le impedían caminar apropiadamente, divulgó la cadena australiana ABC.

El récord Guinness anterior perteneció a Big Ben, una oveja salvaje de Nueva Zelanda que tenía un pelaje pesado en 28,9 kilos.

Usualmente, la lana de una oveja que no ha sido esquilada por un año pesa cinco kilos y el proceso para removerla de su cuerpo tarda apenas tres minutos.

Tras el necesitado proceso de equilación, Chris, la oveja en cuestión, lució más blanca y sana que cuando tenía todo el peso de su lana encima.

Las ovejas necesitan esquilarse cada cierto tiempo para ayudarles a mantenerse frescas durante el verano y prevenir infecciones en su piel.

Fuente: Excelsior

 

Comparte tus comentarios