Ana Ledesma Canaán

No más PRI/PAN para México

La corrupción en su grado más alto, el débil crecimiento económico, aumento de la pobreza y desigualdad pusieron en evidencia la ausencia de gobierno en los sexenios anteriores; que no pasó del discurso, se quedó débil ante su pueblo. A los ex presidentes Priistas y panistas nunca  les conocimos una  respuesta contundente a los problemas de corrupción, de tráfico de influencias y el uso del poder. Y es que ante la debilidad política de sus gobiernos, los espacios fueron ocupados por la percepción social. 

Desde antes de la mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto (EPN) se percibió, que el gobierno federal no podía con el paquete, se volvió tema para memes, que una día se equivocaba y el otro también.

EPN  en su administración, impuso una serie de reformas estructurales con el fin de entregar el control de las políticas energética, financiera, fiscal, político-electoral, de telecomunicaciones, laboral, educativa, de desarrollo social y en la lucha anticorrupción al Poder Ejecutivo. No obstante, por su débil forma de gobernar,  no pudo cumplir con tanta responsabilidad, y puso esas áreas, o otras más, en crisis y conflicto.

Acontecimientos trágicos han sacudieron a México, como los casos de Ayotzinapa, Apatzingán, ejecuciones, desapariciones y asesinatos de periodistas y activistas de derechos humanos, lo que provocaron la ira entre los ciudadanos mexicanos.

Eso afortunadamente ya pasó, el gobierno federal no está en manos del rapaces, ni corruptos; lo que  sí está en las nuestras manos es reflexionar el voto, mantener activa la memoria, no perder de vista lo que vivíamos en manos de los vende patrias, no olvidar,  la sumisión, pobreza y corrupción entre la que por décadas vivió México en manos del PRI/PAN y sus secuaces

Comparte tus comentarios