Reseñas

Morgan: Fallido debut de Luke Scott como director

Una especialista en controlar riesgos (Kate Mara) es contratada por una compañía tecnológica cuando las cosas comienzan a salirse de control, esto sucede después de que esta compañía crea, gracias a la manipulación genética, a un ser humano perfecto: una niña de 5 años que ha sido desarrollada para parecer una joven de 15 y que muy pronto se dará cuenta de todo lo que es capaz de hacer.

“Morgan” es una cinta dirigida por Luke Scott, hijo del legendario director inglés Ridley Scott, este último un gran director que le ha aportado mucho al género de ciencia ficción; responsable de dirigir cintas como “Alien, el octavo pasajero”, “Blade Runner”, “Thelma & Louise”, la ganadora del Oscar en 2001 “Gladiator” y la nominada a Mejor Película en la más reciente entrega de los Premios Oscar “The Martian”. Comenzar una carrera en el mundo del cine, concretamente en el rubro de la dirección, teniendo como padre a Ridley Scott sin duda es difícil, pero también es un hecho que se pueden aprovechar los contactos e influencias de tu padre para llevar adelante un proyecto que seguramente si Luke no hubiera sido hijo de Scott nadie hubiera aceptado. Y es que parece que Luke en vez de aprender las cosas buenas de su padre decidió hacer todo lo contrario y tomar solo las (pocas) cosas malas del legendario director.

morganLa cinta resulta ser un desacierto desde la premisa inicial, una historia de una o varias personas intentando crear un ser humano evolucionado y perfecto. Tal vez el recuerdo más fresco de un filme de este tipo lo encontremos en la cinta “Exmachina”, pero desde hace mucho tiempo se realizan filmes de este tipo, razón por la cual cada que nos encontramos con una idea como esta esperamos, como mínimo, que la historia tenga un giro inesperado, que sea emocionante y divertida, o ya por lo menos que tenga un buen guion. Pero en este caso no encontramos ninguno de esos elementos, “Morgan” no es ni entretenida ni sorpresiva ni cuenta con un buen guion, en verdad, esta cinta no ofrece nada bueno (ni nuevo).

Poco que rescatar de la opera prima como director de Luke Scott, una de los puntos a favor son las actuaciones. Aunque el deficiente guion no permite a los actores que se luzcan mucho sin duda hacen su mejor esfuerzo y todos, a excepción de Kate Mara, entregan actuaciones firmes y convincentes. En cuanto a las actuaciones hay dos integrantes del elenco que resaltan por encima del resto, el primero es Paul Giamatti interpretando a un psicólogo enviado por la empresa para tratar a este súper humano; la segunda es Anya Taylor-Joy, la joven actriz que resultó ser una agradable sorpresa por su papel en la película “La Bruja” y que en esta cinta nuevamente logra sorprender a todos en el papel de la súper humano protagonista.

Es un hecho que a Luke Scott le falta mucho, pero mucho, para acercarse aunque sea un poco a lo que ha hecho su padre y es un hecho que este primer intento es un intento fallido por donde lo vean. Una cinta muy predecible, que comienza a caerse desde los primeros minutos, aburrida de principio a fin y que no ofrece nada nuevo al género de ciencia ficción. Las actuaciones y la fotografía son los únicos elementos rescatables de este filme.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar