Raúl Caraveo Toledo

México; Enrique Peña Nieto condecora a un sátrapa

Muy poco se ha comentado en la prensa mexicana sobre la visita del presidente de México Enrique Peña Nieto a los Emiratos Árabes Unidos del 15 al 23 de enero, especialmente a Arabia Saudita, Emiratos Árabes,  Kuwait y Qatar, su escueto informe dice; con el objetivo de fortalecer las relaciones bilaterales y promover intercambios económicos y de cooperación, así mismo asitirá  a la reunión anual de 2016 del Foro Económico Mundial (WEF) a realizarse en Davos, Suiza.

Es complejo entender que en algunos casos es una visita inaudita, nunca antes un presidente de México había visitado alguno de esos  sitios como hoy. Su informe de justificación no dice específicamente para qué; así se las gastan en la cancillería mexicana, lo que sí es que ya no pudo estrenar el avión presidencial pues éste retrasó su entrega y llegada a México por unas semanas.

En México acostumbramos otorgar reconocimientos, medallas, llaves de la ciudad, bandos, en fin, vieja costumbre de halagar a un visitante para hacerlo sentir mejor que en su casa; cosa que es imposible.

La Orden Méxicana del Águila Azteca es para reconocer los servicios prominentes prestados a la nación mexicana  o a la humanidad y para corresponder a las distinciones de que sean objeto los servidores públicos mexicanos, se estableció en 1932; es la más alta distinción que el gobierno mexicano otorga a un extranjero por servicios destacados a México o a la humanidad. Es la más alta distinción otorgada a un extranjero.

La lista a quienes se ha otorgado es larga, destacamos algunos reconocidos; Reina Isabel II del Reino Unido, Reina Margarita II de Dinamarca, Gabriel García Márquez, Plácido Domingo, Juan Carlos I, Fidel Castro, Juan Manuel Serrat, Edward Kenedy, Nelson Mandela, Mario Vargas Llosa, Bono, José Mujica, Dilma Rousseff, Felipe VI de España.

En el caso de la visita a Arabia Saudita que nos referimos el presidente Enrique Peña Nieto aprovechó la oportunidad para otorgar el reconocimiento  al rey Salman bin Abdulaziz Al-Saud, que a penas a partir del 23 de enero de 2015 es rey de Arabia Saudita tras el fallecimiento de su medio hermano Abdalá bin Abdelaziz;  Salmán fue asistente y gobernador de la provincia de Riad por 48 años de 1963 a 2011; fue también Ministro de Defensa y en 2012 fue nombrado principe heredero.

Entre los eventos más destacados de su reino esta la guerra civil de Yemen y la estampida de la Meca en 2015.  Su desempeño ha sido cuestionado por Human Rights Wath. Este rey ha ordenado la ejecución de  158 personas en un año, la cifra es la más alta desde 1995.

Ignoramos las intenciones del gobierno mexicano, que pretende con su visita y cuestionado reconocimiento al rey Salman bin Abdulaziz Al-Saud  reconocimiento fuera de toda proporción, fuera de tiempo, fuera de lugar, con un desconocimiento de las posibles alianzas o convenios entre México y Arabia Saudita, bajo el momento que actualmente transita México; bajos precios del petróleo, caida del valor del peso frente al dólar, etc. lo único que de inmediato ha obtenido esta primera fase de la visita mexicana a medio oriente es la crítica no solo interna; que necesidad y urgencia había para llevar el más alto reconocimiento del Gobierno de México hasta Arabia Saudita –a domicilio- a un prepotente representante de la riqueza, desigualdad y violación a los derechos humanos. Indudablemente es un sátrapa.

Que nivel de asesores tiene el presidente Enrique Peña Nieto para que no estimen la prudencia y respeto por nuestros emblemas. Si bien en México no se destaca el presidente Peña Nieto por el respeto de los derechos humanos para que actuar así, reconociendo a un personaje de éste nivel.

Mientras en México la prensa y los medios oficialistas –la mayoría-, aquellos líderes de opinión y  defensores de los derechos humanos, hoy no ven más allá de sus narices, voltean a otro conflicto distractor.

En México los diarios más importantes por el número de sus ediciones y antigüedad, y relaciones con el poder; Excélsior, Universal y  Milenio nada dicen, mucho menos las televisoras;  solo con la honrosa excepción de Federico Reyes Heroles.

La pregunta que me surge antes de concluir mi texto es; a todo esto cuál es la opinión del gobierno de los Estados Unidos.

Gracias por su lectura

Sátrapa: (según la R.A.E.) Persona que gobierna despótica y arbitrariamente y que hace ostentación de su poder.

@raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la  Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de  Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, colabora con artículos periodísticos para diversos medios.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar