Raúl Caraveo Toledo

México cada día más corrupto

Esta semana se dio a conocer el Índice de Percepción de la Corrupción 2015, publicado por Transparencia Internacional y Transparencia Mexicana; México ocupa una puntuación de 35 en una escala que va de cero (el más alto nivel) a 100 (el más bajo nivel) en nuestro caso es la misma puntuación a nivel internacional. Por otra parte en el grupo OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) México es el más, más corrupto con su misma puntuación.

La OCDE  fue fundada en 1960 es un organismo de cooperación internacional compuesto por 34 estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales. Integrada por; Canadá, USA, Reino Unido, Dinamarca Islandia , Noruega, Turquía, España, Portugal, Francia, Irlanda, Bélgica, Alemania, Grecia, Suecia, Suiza, Austria, Países Bajos, Luxemburgo, Italia, Japón, Finlandia, Australia, Nueva Zelanda, México ingresa en 1994; República Checa en 1995; Hungría, Polonia y Corea del Sur en 1996, Eslovaquia en 2000, Chile, Eslovenia, Israel y Estonia ingresaron en 2010. Los primeros catorce son sus fundadores.

Pue si de estos 34 socios de la OCDE, México es el más corrupto, su calificación no ha variado mucho desde dos años atrás; es la peor.

En otro grupo, el Grupo de los 20, el G20 México ocupa el antepenúltimo sitio, lugar 17 luego le siguen Argentina y Rusia.

En términos generales hemos subido un punto para ser aún más corruptos últimamente, del 2013 a 2015.

En el año 2010  México venia descendiendo se ubicó en el sitio 98 por debajo de Colombia. Para en 2001 México su mejor puesto con el sitio 51  de 178 países, con una puntuación de 3.7 a partir de entonces -2001- la corrupción en todo el país empeoro cada vez más según el IPC de Transparencia Internacional que entre otras cuestiones mide la percepción de la corrupción en temas como contrataciones públicas, comercio exterior, facilidades para la inversión, acceso a servicios públicos, calidad regulatoria y extorsiones.

En 2002 México quedó en el sitio 57, igual que Colombia; en 2003 desciende al lugar 64 igual que Polonia; en 2004 es lugar 64; en 2006 lugar 70; y para los años 2007 y 2008  cae al sitio 72.

En 2014 y 2015 sin cambios México se ubica en el sitio 103 de 175 países con una puntuación de 35/100  compartimos lugar de la tabla con Bolivia, Moldavia y Níger. En México –según el Banco Mundial- nos cuesta 9 puntos porcentuales del producto interno bruto, es decir 1.5 billones de pesos al año la corrupción.

La alternancia que se dio en 2000 cuando Vicente Fox llegó a la presidencia por el Partido Acción Nacional (PAN) y continuó con Felipe Calderón en nada mejoraron las cosas, al contrario aumentaron los índices de corrupción; hoy lo podemos comprobar con argumentos fuertes, irrebatibles; doce años que se perdieron. La llegada  del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2012 con varios esfuerzos, uno, por ejemplo la reforma para la creación del Sistema Nacional Anticorrupción lanzada en mayo de 2015, parece un esfuerzo tardío e insuficiente; la impunidad y los delitos producto de la corrupción, el lavado de dinero, el tráfico de dinero, sobornos, cohecho, no son castigados aún en el entendido que existe un marco legal para ese efecto.

Cada día retrocedemos más y más como un país corrupto, a donde habremos de llegar si continuamos en este descenso que involucra otros temas, violencia, crimen organizado, y los que usted imagine. Cuál es el fondo –si es que existe- o cuándo legaremos a enderezar el camino como nación. A nuestros socios comerciales y vecinos poderosos ¿les es conveniente mantener un trato igualitario comercial y político con el país más corrupto del planeta?

Nueve puntos porcentuales del producto interno bruto anual, aproximadamente 1.5 billones de pesos es una cantidad importante que podría ser empleada para abatir los rezagos, la pobreza y desigualdad. Y en sentido estricto a la actual administración no se le ve intenciones de combatir seria y formalmente el tema de la corrupción; el presidente Enrique Peña Nieto menciono seriamente que lo ve como un problema cultural, si efectivamente hemos sido tan tolerantes y displicentes toda la historia contemporánea que hoy la corrupción es parte toral de los medios de comunicación, las telenovelas, los medios que ideológicamente conducen el actuar de millones de mexicanos; pero ¿porque cuando un mexicano se atreve iniciar una nueva vida en algún país como los Estados Unidos en automático prefiere y opta por respetar las reglas, las autoridades y disposiciones?

Gracias por su lectura. Texto sin derechos reservados o copyright  se permite su reproducción agradeciendo dar crédito al autor. 

@raulcaraveo

*Raúl Caraveo Toledo es politólogo por la UAM; cuenta con estudios de maestría en administración y diplomado en derecho electoral ha sido catedrático de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación y de la Facultad de Psicología ambas de la Universidad Veracruzana, así como de otras instituciones particulares; ex analista de estudios económicos de PEMEX,  consejero electoral por el IFE-INE en Quintana Roo de 2005 a 2015; ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo; columnista para varios medios y  actualmente Conalep Quintana Roo.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar