México presentará este jueves un instrumento legal ante la Corte Internacional de Justicia de la ONU debido a la presencia excesiva de seguridad frente a la embajada mexicana en Bolivia, informó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El canciller reiteró que la situación en la embajada es crítica debido a la amenaza de intervención por parte de fuerzas policiales bolivianas, pero advirtió que no se permitirá ningún atropello a la soberanía nacional.

El canciller explicó que el pasado 15 de noviembre la embajada mexicana recibió nueve solicitantes de asilo y se solicitó un salvoconducto para que las personas pudieran salir del país; no obstante, el 26 de noviembre, el gobierno interino de Bolivia comunicó que existían órdenes de aprehensión contra cuatro de los asilados.

“De acuerdo al derecho internacional, lo que se impone es el derecho de asilo”, señaló.

Agregó que México está estableciendo conexión con toda la comunidad internacional “porque ni en los peores momentos de las dictaduras en los años 70 hubo tanto riesgo como ahora de violación de las embajadas”.

Explicó que ante el despliegue de los elementos bolivianos (cerca de 90) -que inició desde el 23 de diciembre-, México estableció contacto con la ONU y otros organismos internacionales para que se respete la Convención de Viena y el Pacto de Bogotá, sin embargo, no hubo un pronunciamiento.

“Como no hemos recibido respuesta acorde a los principios internacionales de respeto y no solo de respeto, de garantía de seguridad de sedes diplomáticas, el día de hoy México está presentando un instrumento jurídico por violación a obligaciones diplomáticas.

“¿Qué planteamos? Que se respete y preserve la integridad de las instalaciones y quienes están dentro de las instalaciones que son parte del territorio mexicano. Exhortamos a que sean respetadas las instalaciones, se preserve la integridad, así como de personas que están en la Embajada”, señaló.

Ebrard defendió el derecho de todos los países a otorgar asilo y recordó que ese recurso está garantizado por varios acuerdos internacionales.

“No hay principio que asista a quien quiera violentar la embajada”, expuso al denunciar un posible “incumplimiento esencial a las obligaciones a las que los países estamos obligados con las sedes diplomáticas”.

El funcionario federal también dijo que no se pretende retirar al personal diplomático de México de Bolivia, sobretodo porque existe una comunidad de 10 mil connacionales en la nación andina.

El gobierno mexicano exigió a Bolivia que garantice la inviolabilidad de sus sedes diplomáticas en ese país y “cesar la política de hostigamiento y amedrentamiento”.

Ebrard reiteró su denuncia por el hostigamiento en  contra el personal acreditado y contra las personas que se encuentran bajo la protección del Estado mexicano en ese país.

Comparte tus comentarios
TodoiRevista
Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.