El diario estadunidense The Wall Street Journal sentenció este lunes que los resultados de las elecciones del domingo 5, donde el PRI perdió varias gubernaturas, incluidas las emblemáticas Veracruz y Chihuahua, representan un golpe al presidente Enrique Peña Nieto.

También destaca que el PRI de Peña Nieto “fue expulsado del poder en cuatro bastiones que había gobernado sin interrupción desde 1929: el rico en petróleo Veracruz, los violentos Tamaulipas y Durango, y Quintana Roo, en la Península de Yucatán”.

No sólo eso, el partido que encabeza el sonorense Manlio Fabio Beltrones también registró “pérdidas en siete de los 12 Congresos estatales, en una muestra de que los votantes están cada vez más cansados de los escándalos de corrupción”.

En particular, el diario hizo referencia a los escándalos de corrupción en Veracruz, derivados de presuntos desvíos de fondos federales a empresas fantasma, así como de la presunta colusión de la policía estatal con grupos criminales, aparte del incremento drástico de la deuda estatal.

Luego subrayó la promesa del panista Javier Corral en Chihuahua de comenzar investigaciones por corrupción contra el priista César Duarte y las acusaciones contra el exmandatario nuevoleonés Rodrigo Medina, también del PRI, como muestras del énfasis que tendrán que dar los gobernadores a la lucha anticorrupción para ganarse a su ciudadanía.

El rotativo resaltó que “las fuertes pérdidas del PRI podrían traducirse en una legislación anticorrupción más severa. Una legislación al respecto se puso en marcha hace meses, pero el PRI y sus aliados rebajaron las propuestas iniciales del proyecto. El PRI, por ejemplo, se resistió a una medida que obligaría a cualquier servidor público a revelar sus activos”.

En su nota actualizada sobre la jornada electoral en nuestro país, el diario estadunidense interpretó los resultados de los comicios como la prueba definitiva de la caída de popularidad del Presidente Peña, misma que comenzó a desplomarse a raíz de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y de los escándalos de conflicto de interés dentro de su gestión, como el caso de la Casa Blanca de Angélica Rivera.

También consideró que el gran ganador de la jornada fue el PAN, ya que se posiciona como un serio contendiente rumbo al relevo presidencial de 2018, pero advirtió que ese avance dependerá de su desempeño en las gubernaturas ahora alcanzadas.

Comentarios