Raúl Caraveo Toledo

Mauricio Góngora con gran ventaja para ser gobernador en Quintana Roo

El Estado de Quintana Roo no va por derechos de sangre o hereditarios, está optando por un quintanarroense similar a miles de trabajadores, emprendedores, ciudadanos comunes como uno de nosotros.

En Quintana Roo a quince días de que se efectúen las elecciones la situación inicial no cambio de forma determinante, las primeras encuestas del diario El Universal publicada el 7 de abril marcaban una tendencia de intención del voto a favor de Mauricio Góngora Escalante  de 32.1% seguido por el abanderado de la alianza PAN-PRD con 17.7% Carlos Joaquín González y José Luis Pech Várguez de Morena con 8.7%; Alejandro Alvarado Muro del PT 2.3%  y Rogelio Márquez  del PES con 0.9%  Era el momento de inicio de campaña.

Para el 18 de mayo la encuesta de BCG, Ulises Beltrán y Asociados  pulicada por Excélsior ubica en primer lugar de las preferencias a Mauricio Góngora  con una intención del voto de 48% y en segundo lugar a Carlos Joaquín  con un 36% de preferencias efectivas, esta encuesta se efectuó entre el 11 y 14 de mayo en viviendas. Previamente el diario El Financiero publicó los resultados de su encuesta el 17 de abril en la cual ubicó a Mauricio con 47% de la intención del voto, seguido por Carlos Joaquín  con el 38%

El Universal, El financiero y Excélsior tres medios nacionales que respaldan las mediciones. En dos semanas es difícil que se alteren doce puntos de ventaja como resultado de la misma inercia de campañas.

En Quintana Roo la presencia de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática no han tenido presencia significativa, no es una gran oposición, es casi simbólica; en el pasado proceso electoral intermedio de la gestión de Roberto Borge la alianza PRI-Verde se llevó el carro completo, recuperó alcaldías. Sin embargo en elecciones presidenciales como la de 2012 la presencia de André Manuel López Obrador jaló muchos votos que lograron beneficiar a candidatos oportunistas que sin la imagen de AMLO son nada. Quienes ni siquiera hicieron campaña.

El caso de Carlos Joaquín como un aspirante resentido, –ya que según él debió ser candidato hace seis años en lugar de Roberto Borge-, inicialmente le dio manera de recuperar un pequeño sector de votos igual de resentidos que no se sienten atendidos por la actual administración. La política de alianzas del PRD para no perder más y convertirse en un cascarón; aunado a la política conflictiva de la dirigencia panista compraron la idea que si optaban por un priista resentido, considerado con derecho de sangre para la gubernatura podrían ganar la elección actual. Así fue que se formaron sus equipo de trabajo, con una divisa que los identifica; la traición, traicionan sus principios, traicionan a sus líderes, a sus organizaciones, en fin; hasta llegar a incluso esparcir rumores o declaraciones para confundir a la ciudadanía, de éste equipo salió la especie de que atrás de la candidatura  de Carlos Joaquín estaba su medio hermano  Pedro Joaquín Coldwell  y el presidente Enrique Peña Nieto ( ! ? ).  Para el México surrealista, kafkiano; se unen PAN y PRD para tomar a un priísta de estirpe aristócrata como su abanderado.

¿Qué se puede construir así?

El desarrollo de las campañas está demostrando  dos cosas que han sido determinantes; uno la falta de propuestas y de empuje por parte del candidato de PAN-PRD que parece navegar solo, aunque  en algunos casos traen personalidades impresentables para captar votos como por ejemplo Graco Ramírez y Margarita Zavala de Calderón. Sus únicas declaraciones son de crítica y destrucción al actual órden de cosas de la administración y eso no ha funcionado. Caminan solos.

Dos; la campaña de Mauricio Góngora se ha centrado en identificarse y proponer, de la misma forma incansable camina Cithya Osorio de Góngora la esposa de Mauricio que va por la exposición de propuestas y búsqueda del voto, casa por casa, al mismo tiempo pero por otras regiones del Estado, y así mismo los candidatos a las 11 alcaldías y diputaciones locales; en un distrito electoral confluyen y caminan alternadamente más de cuatro equipos  de campaña.

El Estado de Quintana Roo tiene problemas sin duda, sobre todo problemas por el crecimiento incesante; hay empleo, seguridad  y desarrollo económico. El cambio del poder ejecutivo estatal se llevará a cabo respetando la voluntad de los ciudadanos quintanarroenses no por derechos de sangre o hereditarios o por calumnias o rumores que desorienten a los ciudadanos.

Hasta el día de hoy la inclinación de las preferencias electorales dan una mayoría significativa a Mauricio Góngora Escalante para obtener el triunfo, doce puntos porcentuales que irán creciendo en las dos semanas con los cierres y el debate público entre los candidatos el día 28 de mayo.

Gracias por su lectura.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar