abuelo

En un ataque de pánico, una mujer italiana mató a su hijo después de que la descubriera teniendo relaciones sexuales con su suegro.

Verónica Panarello estranguló a su hijo, Loris Stival de 8 años, con cables eléctricos y abandonó el cuerpo en un barranco en Sicilia, Italia. El nene había descubierto un romance entre ella y su abuelo paterno.

Posteriormente reportó a las autoridades la desaparición de su hijo, diciendo que pudo haber sido secuestrado, diciendo que cuando fue por él al colegio no salió.

Tras la investigación del caso, la policía arrestó a Panarello, quien fue descubierta de sus mentiras gracias a las cámaras de seguridad de la escuela a la que asistía el pequeño, en las cuales quedó registrado que no había ido a clases ese día.

Cuando la policía encontró el cuerpo del pequeño Loris, Verónica aceptó haberlo matado, inculpando al papá de él como cómplice.

Las autoridades están investigando la complicidad del Andra Stival, persona con la que estaba teniendo un amorío, el cual fue descubierto por la pequeña víctima que murió por los pecados de su madre.

Verónica pasará 30 años en prisión por matar a su propio hijo.

Comparte tus comentarios