México
Tendencia

Mas de 750 mil empleos se perdieron en mes y medio, Quintana Roo entre los estados con más bajas

Las mayores bajas fueron en estados con vocación turística como Quintana Roo, Baja California Sur y Guerrero, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Las medidas de distanciamiento social adoptadas para evitar la propagación del coronavirus tuvieron un efecto en la actividad económica y reflejan una fuerte caída en el empleo, ya que en mes y medio se perdieron 753 mil 280 puestos de trabajo formales.

Esta cifra pone al país en un escenario en el que, al cierre del 2020, el total de empleos perdidos ronde el millón de plazas, estimaron expertos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que en abril del presente año se perdieron 555 mil 247 empleos formales, la mayor cifra desde que hay registros disponibles.

Este dato se suma a los 198 mil 33 puestos de trabajo que se dieron de baja del 13 al 31 de marzo, según informaron el IMSS y la Secretaría del Trabajo en una conferencia mañanera del 8 de abril. De tal forma que, en total, los empleos perdidos durante las tres últimas quincenas suman 753 mil 280.

Es de mencionar que la Jornada Nacional de Sana Distancia inició el lunes 23 de marzo, no obstante, los datos revelan que las empresas comenzaron a tomar medidas antes de que iniciara el periodo de distanciamiento social.

“Como consecuencia de los efectos derivados de la emergencia sanitaria, en abril se registra una disminución mensual de 555 mil 247 puestos, equivalente a una tasa mensual de -2.7 por ciento”, anotó el IMSS en su reporte. La pérdida de empleos es nueve veces mayor que la observada en abril de 2009, cuando se reportaron 60 mil 218 casos debido a los efectos de la influenza AH1N1.

Al 30 de abril se tienen contabilizados en el IMSS 19 millones 928 mil puestos de trabajo formales, 2.2 por ciento menos que en el mismo mes del año anterior, la mayor caída desde finales de 2009.

Las mayores bajas fueron en estados con vocación turística. En Quintana Roo fue 18.1 por ciento anual, mientras que en Baja California Sur Guerrero reportaron 10.8 y 6.3 por ciento menos, en cada caso.

En 26 de 32 estados se reportaron variaciones anuales negativas en empleo, solo Tabasco, Campeche, Michoacán, Colima, Chiapas y Aguascalientes reportaron variaciones positivas, siendo el estado tabasqueño el que tuvo en abril el mejor cambio anual con un aumento de empleo de 2.3 por ciento.

Por sector, la mayor caída ocurrió en la construcción, con 15 por ciento, seguido de la industria extractiva, con 5.5 por ciento. En contraste, el sector agropecuario lideró los incrementos, con 3.1 por ciento, seguido de los servicios sociales y comunales (2.5), transportes y comunicaciones (2.5).

Los efectos de la pandemia también tuvieron repercusiones en el número de empresas. Según los registros del IMSS, en abril se tuvieron registrados ante el instituto a un millón mil 62 patrones, 6 mil 689 menos que en el mes previo.

“En nuestra opinión, la mayoría de ellos probablemente suspendieron labores o cerraron totalmente, ante el choque de demanda por la pandemia, por encima de la tasa típica de creación y pérdida de negocios en la economía”, indicaron analistas de Banorte.

David Kaplan, especialista senior de la División de Mercados Laborales y Seguridad Social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señaló que lo más probable es que el empleo formal se reduzca otra vez en mayo, debido a la continuación de las medidas para contener los contagios del COVID-19.

Sin embargo, el especialista espera que haya una menor reducción del empleo en el presente mes que en abril.

Jesuswaldo Martínez, investigador del Instituto Belisario Domínguez del Senado, señaló que ante el paro en la actividad productiva, será inevitable que se sigan perdiendo puestos de trabajo, por lo que el dato de mayo también será negativo aunque no en la misma dimensión que en el mes previo.

“Al final del año el número de empleos perdidos rondará el millón de asegurados. El Fondo Monetario Internacional (FMI) dice que pueden ser un millón y medio incluyendo informales. Si la tasa del PIB en 2020 cae más del 7 por ciento, el impacto negativo en el empleo formal superará el millón de puestos perdidos”, advirtió el especialista.

Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base, refirió que “la pérdida de 555 mil empleos en abril, la máxima en los registros, se explica por la tendencia de baja que llevaba la economía mexicana y por el golpe del COVID-19. En toda la crisis de 1995 se perdieron cerca de 600 mil empleos. Este año la cifra puede acercarse al millón”.

Comparte tus comentarios
Fuente
El Financiero
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar