Reseñas

Manhattan en la Oscuridad: Fallido intento por revivir al género noir

Porter Wren (Adrien Brody) es un periodista con gran apetito por el escándalo, también es un marido ejemplar y amoroso padre. Porter conoce en una cena a Caroline (Yvonne Strahovski) una joven mujer que le pide ayuda para investigar la muerte de su esposo. Rápidamente la relación entre estos dos va más allá de lo profesional, situación que amenaza con cambiar la vida de Porter por completo.

“Manhattan en la oscuridad” es una película escrita y dirigida por Brian DeCubellis, basada en la novela “Manhattan Nocturne” de Colin Harrison. Esta cinta nos muestra un género cinematográfico que ya no vemos en la actualidad, me refiero al noir, mejor conocido (al menos por mí) como cine negro.  

Esta cinta retoma algunas de las características típicas de dicho género como el tema criminal, los escenarios reducidos o escondidos, la corrupción como tema esencial, los personajes que viven al borde el peligro, la violenta sociedad y claro, una femme fatale. “Manhattan en la oscuridad” ocurre en tiempos actuales, y a estos elementos se le agregan otros de la actualidad por lo que esta cinta tiene lo necesario para ser considerada del género neo-noir.

El problema es que por muchas referencias o influencias que tenga esta cinta nunca logra uno de sus principales objetivos que es mantener al espectador al borde del asiento, a la expectativa de lo que va a suceder.

Aunque este film inicia con un buen ritmo y da la impresión de que nos mostrará una historia interesante, poco a poco todo se empieza a tornar confuso, lleno de situaciones ilógicas donde los conflictos sencillos tardan en resolverse aunque parezcan obvios y los complicados se resuelven de una manera extremadamente sencilla, todo está ahí de manera fácil sólo para que la historia siga avanzando. La historia termina por ser un sinsentido.

Pero el problema principal está en los dos conflictos que sostienen la cinta, me refiero al del asesinato del esposo y a otro relacionado con un video. No tengo intención de hacer spoiler por lo que sólo comentaré que el conflicto del video no tiene la suficiente fuerza para justificar las acciones que se producen a raíz de éste. Y el relacionado con el asesinato simplemente no tiene razón de ser, pero claro, si hubiera lógica respecto a este suceso la película terminaría al minuto 10.

Aunque la cinta cuenta con varios elementos rescatables en cuanto a la creación de atmosferas y a la dirección, en esta última se nota por momentos lo novatez del director. Además, cuenta con algunos errores en la edición bastante notables.

Pero si algo de esta cinta provocó interés en mí fue ver a Adrien Brody por fin con una actuación decente, algo que yo sólo había visto en “El Gran Hotel Budapest” y “El Pianista” –película por la que ganó el Oscar a Mejor Actor en 2003-. Muchos dirán que está haciendo lo mismo que en sus demás películas y puede que tengan razón, pero esa constante expresión de sufrimiento aunado a ese sentimiento de que está a punto de caer al abismo que le vemos en la mayoría de sus trabajos va muy ad hoc con su personaje en esta cinta. Además, vemos como poco a poco se va deteriorando físicamente. Lamentablemente su personaje, como el de todos los demás, tiene errores que vienen desde el guion, por lo que en ningún momento el espectador puede empatizar con el protagonista.

El rol de la femme fatale cae en manos de Yvonne Strahovski, una guapa (en verdad guapa) actriz australiana que cumple con su papel, una mujer sexy pero a la vez necesitada que tiene los encantos necesarios para convertirse en el martirio del protagonista. Pero le falta ese toque especial que tienen este tipo de personajes en las películas del género.

Lamentablemente todos los personajes tienen errores que vienen desde el guion, por lo que en ningún momento el espectador puede empatizar con alguno de ellos.

“Manhattan en la oscuridad” es sumamente predecible, pero cuenta con un interesante soundtrack y buenos momentos de tensión. Y aunque no es la película del genero noir que todos quisiéramos ver retoma buena parte de los elementos característicos del género para, por lo menos, resultar entretenida aunque carezca de sentido.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar