Reseñas

Los Últimos Días en el Desierto: Un martirio de aburrimiento

ultimosdiaseneldesierto

Jesús de Nazaret (Ewan McGregor) comienza una especie de retiro espiritual a lo largo del desierto. 40 días de ayuno en este árido lugar no será el único problema al que el hombre más popular en la historia de la humanidad se tenga que enfrentar, en esta búsqueda de la deidad se encuentra con su peor enemigo: él mismo, pero en forma de diablo. Así es como Jesús comienza una lucha interna entre salir bien librado de esta cuarentena o caer ante las tentaciones de su alter ego.

Cinta dirigida y escrita por el colombiano Rodrigo García y que es protagonizada por el británico Ewan McGregor, famoso, entre otras cosas, por interpretar a Mark Renton en la cinta Trainspotting y a Obi-Wan Kenobi en los episodios I, II Y III de Star Wars. Además, esta película cuenta con el talento de Emmanuel Lubezki en la fotografía, el cual es uno de los pocos rubros rescatables de esta producción.

Es difícil decidir qué es lo peor de esta cinta, la dirección nos ofrece pocas cosas interesantes; Rodrigo García, quien por cierto es hijo de Don Gabriel García Márquez, es un director con pocos éxitos a lo largo de su carrera cinematográfica, tal vez, solo la cinta Albert Nobbs (2011) podría significar un “éxito”, y una vez más nos ofrece una cinta que no se quedara en la mente de los espectadores por mucho tiempo.

El principal problema lo encontramos con el guion, también escrito por García, en pocas palabras es una historia aburrida, no hay un clímax, no existe un conflicto o un problema que se tenga que desarrollar, simplemente es una hora y media de Jesús caminando por el desierto sin nada relevante o interesante que atrape al espectador.

La relación Hollywood-religión siempre ha estado muy presente, las películas sobre religión, concretamente la religión católica y judeocristiana, fueron, durante gran parte del siglo pasado, las producciones más importantes del cine de Hollywood y aunque en la actualidad se trata de dar la impresión de que ya no significan tanto para esta industria, la realidad es que nos siguen llenando de cintas de este estilo –La Ultima Tentación de Cristo, La Pasión de Cristo, Milagros del Cielo-. ¿Cuál es la particularidad de esta cinta? Que nos presenta a un Jesús muy humano, algo que hasta cierto punto es interesante y refrescante, el problema es que esta cuarentena que pasa el personaje supuestamente termina cuando él se convierte en una especie de Dios, situación que no vemos nunca. Durante toda la cinta vemos a un Jesús humano, con errores y problemas pero que nunca logra ir más allá, es como si el viaje no hubiera servido de nada.

El encargado de la fotografía es el mexicano Emmanuel Lubezki, quien logra hacer un trabajo impecable (como siempre), sin embargo, se vuelve a cometer el mismo error que en “The Revenant” -película por la que gano su último Oscar en esta categoría- y es que la fotografía es esplendida pero es un exceso. En el cine, la fotografía sirve de apoyo para contar una historia, la fotografía tiene que estar al servicio de lo que se quiere contar y no al revés, es decir, tratar de contar todo con fotografías. Sí, el trabajo de Lubezki es digno de colgar en la pared de tu oficina, de tu casa o de donde usted quiera y observarlo por horas, pero en la cinta llega un momento donde vemos demasiadas tomas de paisajes, del horizonte o del personaje principal pero sin que la fotografía nos diga o nos cuente algo.

“Los Últimos Días en el Desierto” podría definirse en una sola palabra: aburrida. La historia carece de una alguna problemática o algo que llame la atención. La actuación de McGregor es bastante plana, nada que aplaudirle pero tampoco hay mucho que criticarle. Sin duda, la fotografía es soberbia pero para verla en una revista, libro o en un marco porque no logra su principal función que debería ser estar al servicio de la historia.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar