“Martes, ni te cases ni te embarques…”, dice el refrán.

Y como si fuera superstición, el martes 13 de agosto, quedará en el registro como uno de los días más negros en la vida de Rosario Robles, la exsecretaria de Desarrollo Social durante una parte de la administración de Enrique Peña Nieto.

La extitular de Sedesol, fue recluida ayer en el penal de Santa Martha Acatitla, acusada de ejercicio indebido del servicio público. Sin embargo, no sólo Robles debiera estar preocupada por esta decisión del juez, sino también el expresidente Peña Nieto y el excandidato presidencial José Antonio Meade, a quienes el impartidor de justicia, Felipe de Jesús Delgadillo, sugirió investigar para conocer si tuvieron alguna participación en el caso de la llamada Estafa Maestra, por medio de la cual, según la Fiscalía General de la República, se desviaron unos 5 mil millones de pesos.

Y, siguiendo con esto de las supersticiones, nos hacen ver que el mes pasado, también un martes, fue detenido Juan Collado Mocelo, quien fue abogado personal de Peña Nieto y hoy es acusado de presuntos delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, y desde entonces está detenido en el Reclusorio Norte.

Así que, por si las dudas, don Enrique y don José Antonio deben bloquear en su agenda todos los martes de los próximos 6 años.

Comentarios