México

Los diputados se gastan 1,691 mdp sin rendir cuentas de ese dinero

La Auditoría Superior de la Federación advierte que las subvenciones que reciben los grupos parlamentarios son recursos que se ejercen en la opacidad.

Destacados
  • Sin control | Organizaciones civiles y especialistas frecuentemente advierten de la falta de límites al gasto de las cámaras del Congreso.

A lo largo de 2016, los diputados gastaron 1,691 millones de pesos sin reportar exactamente cómo y en qué los ejercieron, advierte el más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Estos recursos son las subvenciones y otros apoyos que reciben las fracciones parlamentarias, y representan 22.3% del presupuesto total que San Lázaro tuvo ese año.

Como en otros informes, la Auditoría señala que este rubro se caracteriza por la opacidad y llama a establecer controles que eviten un derroche de recursos públicos.

«Subsiste una limitada rendición de cuentas de los recursos ejercidos en ‘subvenciones’ y otros conceptos relacionados con actividades legislativas (…) No se contó con la información que permitiera evaluar la razonabilidad del gasto, o bien, comprobar que los recursos se ejercieron para llevar a cabo los trabajos legislativos», dice el órgano fiscalizador.

Para llegar a esta conclusión, la Auditoría revisó cuánto dinero fue transferido a los grupos parlamentarios durante el año en cuestión, y revisó las operaciones y los recibos emitidos por los líderes de bancada o sus directores administrativos.

Una vez hecho esto, la institución determinó que carecía de la documentación suficiente para saber a dónde fue a parar este dinero público.

Libros sin ton ni son

El manejo del dinero correspondiente a las subvenciones de cada bancada no fue el único aspecto irregular que encontró la ASF. Otro fue la operación del Consejo Editorial de la cámara.

Dentro de su revisión, el órgano fiscalizador detectó que este ente legislativo no sigue los lineamientos establecidos para la publicación de obras.

«No se proporcionaron los informes que debió presentar el Consejo Editorial a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) o al Comité de Administración, para informar de la forma en que ha ejercido su presupuesto», indica el informe de la ASF.

Un ejemplo de lo anterior es que, de acuerdo con lo detectado por la Auditoría, la Cámara baja editó 27 obras en 2016, pero solamente comprobó que entregó 19 a la Biblioteca del Congreso de la Unión y a la Biblioteca Nacional.

En esa línea, la ASF descubrió que la mayoría de los libros editados por San Lázaro se queda en poder de los propios legisladores.

«Con el análisis de la información proporcionada por el Consejo Editorial respecto de los 95,004 ejemplares distribuidos, se identificó que el 74.4%, equivalente a 70,669 ejemplares, fue entregado a legisladores, mientras que el restante 25.6%, correspondiente a 24,335 ejemplares, se entregó como donación en distintos eventos culturales, lo cual se evidenció mediante listados de entrega; sin embargo, no se proporcionaron los oficios con los que se autorizaron dichas donaciones ni las solicitudes con las cuales fueron requeridas las obras para tal fin», afirma la Auditoría.

Comparte tus comentarios
Fuente
ADN Político
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar