Curiosidades

Las galletas y dulces de Navidad te dan depresión

Un nuevo estudio dice que, aunque se te antojen, tal vez deberías decirle “no” a los postres navideños.

Una de las mejores cosas de la temporada de Navidad es la comida (y las películas), todo el mundo te regala dulces, galletas, pasteles y chocolates, y eso te ayuda a lidiar con el estrés de las compras de último minuto y los pendientes que debes terminar antes de irte de vacaciones, o por lo menos eso es lo que todos cree.

La temporada de Navidad puede ser muy estresante (entre las reservaciones para tus vacaciones, la cena con la familia, las compras y las preguntas incomodas) y esos “inocentes” postres no te están ayudando, de hecho, de acuerdo con un nuevo estudio esas galletas decoradas y chocolates festivos te están dando depresión.

El estudio publicado en el Medical Hypothesis Journal dice que, si quieres tener una temporada libre de estrés y de depresión, lo mejor que puedes hacer por tu salud mental (y por tu talla de pantalón, pero ese es otro teme) es dejar de comer todos esos postres y dulces de temporada. El azúcar añadida que se encuentra en las galletas y los dulces puede alterar el metabolismo de tu cuerpo y detonar una respuesta inflamatoria que aumenta tus posibilidades de sufrir de depresión.

Los investigadores de la Universidad de Kansas realizaron el estudio analizando los hábitos de dieta de 69,000 personas en Estados Unidos, y 15,000 estudiantes en España, ahí encontraron que existe una fuerte conexión entre la depresión y el consumo de azúcar, que aumenta en la temporada navideña, y eso afecta a personas de cualquier género y edad.

Claramente, el azúcar tiene el mismo efecto en el cuerpo durante todo el año (no hay una azúcar especial que se use para hacer que los postres navideños sean más adictivos o dañinos), pero, el efecto se hace más poderoso durante la temporada navideña debido a que hay más factores que contribuyen a la depresión. En el invierno, hay menos luz, lo que interfiere con los patrones de sueño, y eso causa depresión de invierno (que es una condición real que afecta de 5 al 10% de las personas), lo que te da más ganas de consumir azúcar y te deja atrapado en un ciclo depresivo del que no puede salir.

«Cuando consumimos dulces, actúan como una droga», dijo Stephen Iliardi, autor del estudio. «Tienen un efecto inmediato de elevación del estado de ánimo, pero en dosis altas también pueden tener una consecuencia paradójica y perniciosa a largo plazo de empeorar el estado de ánimo y reducir el bienestar».

Lo irónico de todo esto es que, al momento de comerlos, estos dulces pueden mejorar tu estado de ánimo, pero, después de comer un poco el efecto es contrario y ese rush de azúcar se transforma en algo peligroso y comienza a afectar tu salud mental. El azúcar hace que tu cerebro se inflame, lo que termina empeorando tu depresión.

«Las hormonas inflamatorias pueden empujar directamente al cerebro a un estado de depresión severa», dijo. «Los azúcares tienen un efecto proinflamatorio en el cuerpo y el cerebro». Además, el experto dice que el azúcar arruina la microibioma de tu cuerpo, lo que aumenta tus posibilidades de enfermarte, y esto tiene consecuencias tanto físicas como psicológicas.

«Muchos de esos microbios parásitos prosperan con azúcares añadidos», dijo Iliardi,** «y pueden producir químicos que empujan al cerebro a un estado de ansiedad, estrés y depresión».** Para que queda más claro, no debes saltarte estos dulces solo por la dieta o pare evitar subir unos kilos en las fiestas, debes hacerlo por tu salud mental.

Esto no es especifico de las galletas de navidad, pero los expertos dicen que todos esos postres y dulces extra que te comes en las fiestas solo empeoran las cosas, así que es mejor que te enfoques en las compras y no en la comida.

Comparte tus comentarios
Fuente
GQ
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar