Eros Ortega Ramos

Las fake news y la oposición resentida

Intentos fallidos de difamación que buscan desprestigiar al gobierno en turno

Recapitulando:

“Sus publicaciones en redes sociales superan las 50.000 interacciones. Solamente en la cuenta de Facebook «Amor a México» -que tiene más de 270.000 seguidores- suma cerca de 22.000 «Me gusta» y otros 22.000 artículos compartidos. «Información relevante y trascendente», «México al día y actualizado», se lee en su portada. Sin embargo, según Verificado 2018 -la iniciativa formada por más de 60 medios de comunicación, universidades y ONGs mexicanas para frenar la desinformación en internet- la página está llena de informaciones engañosas. «En menos de cinco días, la página www.retroceso.com acumula 12 noticias falsas», aseguran Santiago Escamilla, María José López e Irene Larraz, quienes forman parte del equipo de Verificado […] En la página se llegó a publicar una historia sobre el asesinato de AMLO (en la madrugada del 29 de mayo) en la que se aseguraba que «tenía vínculos con el Narco» (BBC, 31/V/18).

“Circula en redes sociales una portada falsa del semanario “Proceso” donde se declara un absoluto “fracaso” del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a tan sólo 60 días de que éste diera inicio. A pesar de lo torpe de su composición y de tener sellos de un perfil anti-AMLO en Facebook llamado “Estoy hasta la Madre”, la falsa portada se ha difundido mucho en redes sociales. La verdadera portada de la edición 2206 de Proceso lleva la imagen Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero y la leyenda “A Romero Deschamps le llegó la hora”. El actual número de la revista salió a la venta el pasado 10 de febrero” (Polemón, 13/ll/19).

“El periodista Joaquín López Dóriga compartió una foto de un científico que no cuenta con recursos para realizar su trabajo… el problema es que se trata de un asunto argentino y él creyó que se trataba de México. La imagen que se ha hecho viral con el hashtag #CientíficosEnLaCalle fue compartida por la exdiputada del PRD Cecilia Soto. En la foto se puede ver a un hombre con un cartel que dice: Soy doctor especializado en bioquímica y biología molecular. El Conicet dice que no continúe mi investigación contra el virus del dengue. Quiero seguir trabajando, necesito tu ayuda. Sin embargo, esto no quedó ahí, pues el periodista de Televisa y Radio Fórmula también compartió la imagen y etiquetó al Conacyt, dependencia del gobierno mexicano encargada de impulsar y difundir la ciencia” (Nación321, 19/V/19).

“Desde ayer, algunos comentarios en internet apuntan a que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, propuso que se le cobre un impuesto de 500 pesos a los dueños de las mascotas, como perros y gatos. Las supuestas declaraciones habrían sido realizadas por el mandatario “durante su gira por Quintana Roo”. Sin embargo, esto es totalmente falso. La noticia falsa proviene de un blog, que no incluye citas textuales en las que López Obrador afirme lo de los impuestos por la tenencia de perros y gatos” (ElUniversal, 03/VI/20).

Pero las noticias falsas no terminan aquí ya que sólo nombro algunas de las más ignominiosas, ya que aún con el apoyo de la policía cibernética han sobrepasado límites inimaginables. Lo peor es que no únicamente se centran en el ejercicio político del presidente, sino que también se reproducen con la intención de dañar moralmente a su entorno más cercano, en este caso su familia. Hace tiempo, en una “noticia falsa”, a través de una cuenta igualmente falsa de Facebook se dio a conocer que la esposa de AMLO, Beatriz Gutiérrez Müller, tenía un abuelo que se desempeñó como un general nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Completamente ridículo e inverosímil. 

En otra, de acuerdo con supuestos testimonios periodísticos publicados en los años noventa, López Obrador sostuvo relaciones sexuales con “La Canica”, una yegua que era propiedad de un supuesto tío llamado Lucio. Así, con base en datos recopilados por Blas A. Buendía, el testimonio periodístico del diario “Tabasco al Día”, con fecha del 21 de mayo de 1996 en Tepetitlán, Macuspana, aseguró increíblemente en una de sus partes: “Los amores de cierto personaje de la política que se ostenta como guía moral del Partido de la Revolución Democrática, y una soyenca yegua propiedad del tío Lucio, a la que se le conoció con el mote de La Canica, es un idilio del que pormenores el compañero Azarías Mendoza Guzmán y forma parte de toda una truculenta realidad” (PUEDJS, 2020). Patéticamente, ni bien redactado está. Independientemente de esto: ¿Se da cuenta de la gravedad de estas afirmaciones? ¿Puede dimensionar el grado de irresponsabilidad y deseo de causar daño de aquellas personas que se atreven a difundir este tipo de atrocidades? Nos encontramos ante el actuar más miserable de la oposición. 

Y es que con la capacidad que tienen las redes sociales hoy en día para compartir todo tipo de información por la web, la reproducción de fake news es una de las estrategias favoritas de la oposición que busca a como dé lugar perjudicar la imagen del actual presidente con fines perversos para el futuro. Para ejemplificar esto, de acuerdo con el periodista Sergio Rincón, autor del artículo titulado “El millonario negocio detrás de los sitios de fake news”, en nuestro país: “hay Empresas de marketing digital que ofrecen sus servicios a políticos mexicanos para sembrar información a su favor o contra sus adversarios. Este negocio existe gracias a una cadena donde participan millennials que operan en lo oculto” (PUEDJS, 2020). 

De esta manera, numerosos internautas amparados cobardemente en el anonimato reciben las ordenes de sus respectivos partidos políticos para inventar, publicar y circular noticias falsas con la finalidad de desinformar al lector respecto a un tema en particular, en este caso, respecto a la administración de AMLO. Y aquí, aclaro, el tema no es analizar la buena o mala gestión del mandatario, ya que no es la finalidad que atañe al presente artículo de opinión, sino el deseo de la oposición de perjudicar a un individuo que funge como el máximo representante de un país desde que fue declarado Presidente Constitucional. He ahí la gravedad del asunto; injuriar, desprestigiar y condenar al contrincante político para tramposamente intentar recuperar un poder que democráticamente le fue otorgado. 

 

Gracias por su lectura.      

Twitter: @erosuamero

Facebook: Eros Ortega Ramos

Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Eros Ortega Ramos

Licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.
Botón volver arriba
Cerrar