Un grupo de unos 50 policías municipales de Cancún disolvieron a tiros este lunes una manifestación feminista frente al Palacio Municipal de la ciudad turística. Los uniformados encapuchados, con chalecos antibalas y armas largas irrumpieron repentinamente disparando a mansalva en la plaza central a pocos metros de los manifestantes. Al menos dos periodistas que cubrían las protestas resultaron con heridas de bala. Roberto Becerril, de La Verdad, recibió un impacto en el hombro y a Cecilia Solís, de Radio Turquesa, una bala le dio en el pie.

En ese momento, unos 2.000 jóvenes protestaban frente al edificio público en respuesta a los tres brutales feminicidios registrados este fin de semana en el Estado de Quintana Roo. El grupo de manifestantes había prendido fuego a las maderas que estaban frente a las puertas de acceso para proteger el edificio. Previamente los jóvenes habían roto algunas ventanas y habían quemado papeles del interior.

Cuando los manifestantes estaban a punto de acceder al edificio aparecieron los policías abriendo fuego a tiro limpio lo que provocó la estampida. Sin embargo, persiguieron y siguieron golpeando a quienes trataban de grabar la brutal agresión. Los agentes hicieron varias detenciones, pegaron e intentaron quitar los teléfonos y las cámaras a los periodistas que cubrían la protesta. Otros dos periodistas más tuvieron que ser atendidos en un hospital debido a los golpes de la policía, relataron a EL PAÍS sus compañeros.

Alex Castro, del diario Novedades, quien cubría la protesta para su periódico, detalló que en la plaza había unos 50 agentes. La mitad de ellos empezó a disparar. “Cuando empezaron los balazos la policía tenía bloqueados los dos principales accesos a la plaza para no dejarnos marchar”, relató una hora después de lo sucedido.

La fotógrafa del periódico Novedades, Paola Chiomante, dijo a EL PAÍS que vio a agentes disparando desde la azotea del Palacio Municipal. Según la fotoreportera, la policía “estaba muy enojada y actuó con una violencia desproporcionada” y recordó como oyó a los agentes gritar “ahora si van a valer madres las pinches mujeres”, en el momento en que los uniformados hicieron aparición en la plaza.

Por su parte, la respuesta oficial solo coincide en una cosa: desmarcarse de lo sucedido. Nadie ha asumido hasta el momento la responsabilidad. El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella, ordenó una investigación por lo sucedido. “Lo acontecido en Palacio Municipal de Benito Juárez es en todos sentidos inaceptable. Estoy ordenando una investigación interna y poniendo a disposición de la Fiscalía del Estado toda la información para que haga lo propio», escribió en Twitter.

La ira feminista fue acumulando agravios durante todo el fin de semana cuando fueron asesinadas dos mujeres en menos de 24 horas en Cancún y otra más en José María Morelos, también en el Estado de Quintana Roo. Después de una intensa búsqueda, los cuerpos de las mujeres de Cancún fueron hallados el sábado y el domingo por la noche con signos de tortura. El último, el salvaje asesinato de Bianca Alejandrina, tuvo un macabro final este domingo. La joven, de 20 años, había desaparecido el sábado pero sus restos aparecieron un día después dentro de una bolsa de plástico abandonada en una barriada de Cancún.

La protesta de hoy había sido convocada por la Red Feminista de Quintana Roo y se había vuelto tendencia a escala nacional a través de las etiquetas #JusticiaParaAlexis y #QuintanaRooFeminicida, como protesta contra el fiscal Óscar Montes de Oca, el gobernador Carlos Joaquín González y la alcaldesa “Mara” Lezama, por dedicar los esfuerzos al “cuidado de la imagen” de Cancún y no a la seguridad y protección de las mujeres.

Por su parte la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, del partido oficialista Morena, también se desmarcó de la agresión. “En mi carácter de presidente municipal jamás ordenaré ningún tipo de represión en contra de la ciudadanía. He dado instrucciones precisas para que se realicen las investigaciones correspondientes”, señaló. Otra autoridad más que esquivó su responsabilidad, la Secretaría de Gobernación, exigió vía Twitter a las autoridades municipales y estatales una investigación “hasta sus últimas consecuencias sobre la represión y agresión armada contra una manifestación feminista”, escribió en su red social.

En lo que va del año se han registrado una docena de feminicidios en Quintana Roo, según la agencia EFE que cita fuentes de la Fiscalía. A nivel nacional, México registró el año pasado 34.608 homicidios dolosos y 1.012 feminicidios, los datos más altos desde que se contabilizan los asesinatos de mujeres.

Comparte tus comentarios