Julián Puente

La importancia de nuestro voto

PUNTO EXACTO

La palabra voto viene del latín votum, es la preferencia ante una opción. Siempre las personas votamos o decidimos algo en nuestra vida diaria ya que libremente elegimos esto o aquello. Estamos a escasos días de las votaciones locales que se llevarán a cabo el próximo 2 de junio, donde se renovaran las curules del congreso local. El voto es un derecho. Desde que cumplimos la mayoría de edad, podemos ejercerlo. Éste nos da la oportunidad de hacernos escuchar y expresar nuestras opiniones, sugerencias e inconformidades.  Votar es, sin duda, una de las decisiones más importantes que puede tener un ciudadano, por lo que debemos ser conscientes de la enorme responsabilidad que es ejercer el voto. Es una lástima que el derecho que tenemos todos los mayores de edad a ejercer su voto en democracia haya perdido popularidad, las generaciones nacidas hace poco menos de 20 años no alcanzan a comprender el verdadero valor que supone el voto. Es necesario atraer al electorado juvenil desinteresado por la política y hacerle saber que influye en lo cotidiano más de lo que piensa, no podemos darnos el lujo de continuar bajo un porcentaje minoritario que decide quien nos gobierna. En el sentido cívico o político, el voto es una facultad o derecho de los ciudadanos para escoger representantes, leyes o gobiernos. Generalmente se ejerce periódicamente cada 3 o 6 años y quizás sea una de las decisiones más comprometedoras en la vida.

Cabe destacar que es muy importante poner todo nuestro talento para analizar bien a quien se entrega nuestra confianza ya que ese partido o candidato tomará las riendas del gobierno por un tiempo y sus actos tendrán consecuencias en nuestra vida. Antes de ir a votar debemos cuestionarnos sobre las necesidades y deseos que tenemos y de ahí partir para investigar cuál  partido o propuesta es la mejor opción para la situación actual del país. Ir a votar no significa pertenecer a un partido político, simplemente es un acto de participación ciudadana que ejercemos de acuerdo a nuestros ideales. El voto debe ser razonado, libre, personal, intransferible, universal, directo y secreto. Si elegimos a gente capaz y honesta, podemos aspirar a leyes más eficaces, mayor seguridad, mejores calles entre muchas cosas más. Pero si dejamos que otros elijan por nosotros, luego no podremos quejarnos. Que quede clara una decisión electoral acertada traerá progreso y bienestar. Una decisión equivocada y la peor de todas es no votar podría empeorar las cosas.

En México, la participación en las elecciones presidenciales ronda el 60%, mientras que en elecciones intermedias suele votar menos de la mitad del padrón electoral. El respeto al voto es el fundamento de la democracia pero ésta no puede perfeccionarse si teniendo el derecho y la oportunidad, los ciudadanos no participamos cuando somos convocados. Cada uno de nosotros puede hacer que nuestras instituciones cumplan con su cometido pero eso no nos llegará si no contribuimos con nuestro esfuerzo. Así pues salgamos a ejercer nuestro voto este próximo 2 de junio por el candidato que sea, lo importante es que la mayoría decidamos quien queremos que sea nuestro representante.

Comentarios

Etiquetas

Julián Puente

Julián Eduardo Puente Sánchez; es periodista y columnista de quintana roo desde hace 15 años. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Actualmente se desempeña como titular de la 2da emisión de Sipse Noticias Radio, coordinador del Periódico la Voz de Quintana Roo en la zona sur y director de comunicación social de la delegación del ISSSTE en el estado así como de colaborar para diversas páginas informativas.
Botón volver arriba
Cerrar