Reseñas

La Gran Muralla: La Gran Decepción

William (Matt Damon) y Tovar (Pedro Pascal) son un par de mercenarios en busca del polvo negro (la pólvora) pero que en su camino se encuentran con La Gran Muralla China. Ambos descubren que esta muralla no fue hecha para defenderse de los mongoles sino para tratar de detener los ataques de cientos de monstruos que se alimentan de carne humana.

Los chinos y su afán de ser una potencia mundial en todos los aspectos lo han llevado a buscar la conquista de todos los mercados posibles, pero hay un rubro en el que aún no habían incursionado y era el cine. Ahora, con esta coproducción con los Estados Unidos buscan dar un salto al cine comercial y empezar a ganar terreno en este ámbito. Lamentablemente, “La Gran Muralla” resulta ser la peor carta de presentación de los chinos en la búsqueda del domino de este mercado. 

“La Gran Muralla” está dirigida por Zhang Yimou, uno de los directores más importantes de China, entre sus obras están la ganadora del Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín “Sorgo Rojo”, las nominadas a Mejor Película de Habla no Inglesa en los Premios Oscar “La Linterna Roja” y “Héroes” y la nominada al Oscar por Mejor Fotografía “La Casa de las Dagas Voladoras”. Este hombre es un experto en la fantasía, en los diseños y en los detalles, y aunque “La Gran Muralla” tiene un poco de estos elementos está claro que esta cinta está muy lejos de los grandes trabajos de este director.

Pero la dirección, aunque no es increíble, no es uno de los problemas de esta cinta, el principal problema de “La Gran Muralla” es la historia. Una guion ilógico rayando en lo estúpido de principio a fin, la historia de los protagonistas podría no estar y no habría problema, es más, hasta se agradecería tomando en cuenta que todo lo relacionado directamente con los personajes de Matt Damon, Pedro Pascal y William Dafoe es sumamente aburrido y ninguna historia puede, ni debe, tener protagonistas prescindibles ¡ninguna!

Los personajes no tienen motivaciones claras, los diálogos son vacíos y los problemas se resuelven de forma sumamente ilógica.

Uno de los ejemplos más ilógicos sucede con el personaje de Jing Tian, aunque todos los personajes orientales hablan su idioma natal, el de Jing, sin explicarnos porqué, habla inglés sólo para que pueda comunicarse con los protagonistas que no hablan chino ¿Por qué? Sólo porque a los guionistas se les ocurrió eso para ahorrarse los problemas con los idiomas.

Las secuencias de acción son impresionantes pero parecen más actos circenses que escenas de acción. El diseño de los monstruos es un poco caricaturesco y el CGI por momentos es increíble pero en otros se nota algo “chafa”. A pesar de esto, “La Gran Muralla” tiene puntos positivos como el diseño de vestuario y el de producción, este último corre a cargo del dos veces ganador del Oscar, John Myhre.

Las actuaciones son otro punto en contra, el papel de Matt Damon lo podría hacer cualquier otro actor porque no le exige absolutamente nada. Lo mismo pasa con los personajes de Pedro Pascal y William Dafoe. La guapa actriz Jing Tian hace el papel de la líder y aunque es talentosa en esta ocasión se nota bastante acartonada. Nada que rescatarle a las actuaciones.

“La Gran Muralla” es una película sumamente palomera, al menos que vayas con una bola de amigos, un bote gigante de palomitas, un refresco en cada mano y unos nachos con extra queso dudo mucho que la puedas disfrutar. Es necesario desconectar un poco el cerebro durante la poco más de hora y media que dura la cinta.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar