«Hay que evitar el combate en lugar de vencer en él. Hay triunfos que empobrecen al vencido, pero no enriquecen al vencedor.» Juan Zorrilla de San Martín 

Aunque desde ahora puede advertirse que quien resulte triunfador para la dirigencia de Morena a nivel nacional será cuestionado por sus contrincantes y la tarea del Instituto Nacional Electoral (INE) puesta en duda, este martes arrancó la denominada “encuesta de reconocimiento” que permitirá seleccionar a los finalistas, para que los triunfadores tomen protesta después del 10 de octubre próximo.

Aun con los ajustes hechos por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ( TEPJF) para considerar la paridad como uno de los factores a considerar entre los aspirantes, este martes, las encuestadoras Demotecnia, Mendoza Blanco Asociados y Parametría comenzaron el levantamiento de mil 500 entrevistas cada una, en todo el territorio nacional y vía telefónica, para que los militantes y simpatizantes de Morena determinen, primero, a los tres punteros por genero para los dos cargos a elegirse, presidencia y secretaría general; de manera tal que habrá doce finalistas en total.

La metodología fue desarrollada por un grupo de expertos, conformado por las empresas encuestadoras, así como por Patricia Romero y Carlos Rodríguez, investigadores del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM y fue entregada al INE para que guíe el trabajo. Luego del primer levantamiento y procesamiento de datos, a más tardar el 01 de octubre se presentará el informe de resultados ante la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos para continuar con la siguiente fase, que será la encuesta definitoria, del 02 al 08 de octubre próximos y se presente a los triunfadores el 09 de ese mismo mes; para que el INE los registre a partir del 11.

Existen hasta ahora cien aspirantes a ambos cargos, 47 para la presidencia y 53 para la secretaría general; los más conocidos hasta ahora son Mario Delgado Carrillo, Porfirio Muñoz Ledo y Yeidckol Polevnsky Gurwitz, y les siguen Alejandro Rojas Díaz Durán y Bertha Luján Uranga; todos han prometido fidelidad al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero ha sido Muñoz Ledo el que ha profundizado en temas que parecen evitarse. Lo mismo advierte que expulsará del partido al canciller Marcelo Ebrard Casaubón, por su adelantado proselitismo para la presidencia de la República, que asegura que quiere dirigir Morena para “limpiarlo y acabar con los ‘moches.’”

Con Polevnsky se advierte el regreso a los orígenes partidistas, a la lucha por la presidencia y con Mario Delgado el pragmatismo absoluto, la utilización del partido para todo lo que requiera el naciente régimen, tanto el triunfo de gubernaturas como “sacrificarlas” para asegurar la mayoría en el Legislativo federal en el 2021. Todos los demás han hecho uso de su derecho a aspirar, no más, acaso algunos de ellos pudieran ser considerados para integrar las carteras, pero hasta estos espacios seguramente ya están “preasignados.”

¿Y por qué tiene la encuesta que hoy inició la atención nacional? Porque a pesar de que las encuestadoras en esta etapa sólo definirán a los “punteros”, sin señalar porcentajes de preferencia para no “contaminar” la encuesta definitoria, desde los resultados primeros, los aspirantes a candidaturas para el proceso electoral 2021 sabrán si mantienen “encendida la velita”o de plano se cambian de “santo” al que le rezarán.

Los actores políticos no suelen trabajar para que sus “amigos” sean poderosos, por el contrario, se hacen “amigos” de los                 que ya lo son, por ello vale tanto la lealtad es un bien escaso en ese entorno y las traiciones y “cambios de bando” son cosa de todos los días; con eso como antecedente, a partir del primero de octubre les surgirán a los finalistas muchas “amistades” y juradas “lealtades”, que tendrán que renovarse –of course- en cada proceso electoral que se participe; arrancan pues.

COMENTARIO MORBOSO 

¿Quién fue el “oficioso” que lanzó los ataques en contra del hijo del único diputado que hizo cuestionamientos en el Cuarto Informe de Gobierno de Carlos Joaquín González? ¿De plano nadie se imaginó que, aunque los señalamientos en contra del señalado personaje no son recientes, se notaría la “campañita” emprendida? Peor aún, en los mismos medios en los que, una semana antes, se lanzaron acusaciones en contra de la senadora quintanarroense, Marybel Villegas Canché, por supuesto enriquecimiento inexplicable ¿aún no le suena a “campañita”?

¿No le es suficiente? Bueno, Roberto Erales Jiménez, diputado local, ha cuestionado permanentemente el desempeño de Alberto Capella Ibarra al frente de la Secretaría de Seguridad Pública en Quintana Roo, y la información a nivel nacional la difundió su amigo personal, Francisco Zea, a quien el “Rambo de Tijuana” ha mandado incluso videos de felicitación por su cumpleaños con la banda de música de policías. El conocido comunicador ha lanzado videos en Twitter donde defiende su amistad con Capella Ibarra y el señalado funcionario será de los primeros llamados a comparecer. ¿Aún no se imagina quién pudo adelantarle los ataques al legislador?

Mala, muy mala estrategia “curarse en salud” o pretender que el diputado guarde silencio ante los cuestionamientos hechos, pues ahora su versión pública es obligada y la victimización posible. De plano, se tiene que ser demasiado “novato” para pretender que “no se note” que es una respuesta a sus críticas al poder, o tal vez esa era la intención, que se notara. De cualquier manera, lo que debió representar la actuación de las autoridades estatales y federales en contra de un posible delincuente, se convirtió en un ataque político que le será redituable al diputado, si lo sabe utilizar.

Mauricio Erales, su hijo, desde hace por lo menos seis años, ha sido señalado en múltiples ocasiones de pertenecer al cártel de Sinaloa, se ha envuelto en múltiples escándalos, pero nada ha ocurrido; incluso, colabora como asistente del diputado actualmente en la XVI Legislatura. Si hubiera elementos, ¿por qué sigue libre? ¿Por qué su padre, Erales Jiménez, se ha lanzado de manera permanente en contra de Capella Ibarra? ¿Por qué en 2019, el mismo titular de Seguridad le lanzó un “mensaje velado” de que pudiera “abandonar” la diputación? ¿Por qué en la víspera de una nueva comparecencia y luego de la postura crítica del legislador? Así se llevan, ahora falta la respuesta del legislador; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Comparte tus comentarios