Julián Santiesteban

La desesperanza del sur

Hay que vigilar a los ministros que no pueden hacer nada sin dinero y a aquellos que quieren hacerlo todo sólo con dinero.»  Indira Gandhi 

Entre septiembre de 2021 y el mismo mes del 2022, todos los cargos de elección popular –a excepción de los federales- serán renovados en Quintana Roo, pero aun así, no existe ahora ninguna expectativa de que los problemas locales vayan a ser resueltos, aunque sea parcialmente, por los próximos años. Acudimos a las urnas porque “toca”, no por emoción alguna de que las cosas puedan o vayan a cambiar, por lo menos, no para bien.

Para estas fechas, por el año 2015, había surgido ya en gran parte de Quintana Roo, fundamentalmente en el sur, un movimiento político que se oponía a la designación discrecional del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura. Mientras José Luis “Chanito” Toledo Medina, Gabriel Mendicuti Loría y Mauricio Góngora Escalante, entre otros, se disputaban la candidatura tricolor, el grupo gobernante ya había decidido hacer a un lado a Carlos Joaquín González. El ahora octavo gobernador, terminó por renunciar al PRI el 05 de febrero de 2016, y las esperanzas de que todo estaría mejor surgieron. Cinco años después, queda claro que ni cambio ni mejoría, ni mejor administración ni finanzas más sanas. Ni se gobernó con los mejores hombres y mujeres de Quintana Roo, ni fue este un gobierno de y para quintanarroenses. Y quedan a esta gestión, a partir de hoy lunes, 19 de junio de 2021, 433 días más. Un año, dos meses y 6 días…y restando, para el 25 de septiembre de 2022, en que el/la noveno(a) gobernador, o gobernadora, asuma para un periodo de cinco años.

Pero en la víspera del inicio del siguiente proceso electoral hay una marcada decepción por los asuntos públicos que, independientemente del resultado del próximo año, se nota desde ahora poca emoción por participar. Los grupos que buscan el poder, evidentemente, están realizando los acuerdos necesarios, hay además grupos diversos que se “venden” como operadores expertos, particularmente para el sur de Quintana Roo, la región más inexplorada por prácticamente todos los aspirantes, de todos los partidos, y hay, evidentemente, quien está dispuesto a adquirir esos “oficios” en una muestra precisamente de ese desconocimiento. El sur es “bronco”, hay en la gente de esta región una marcada actitud de decepción y resentimiento que no será fácilmente superada. Esas posturas favorecen precisamente el voto en favor de Morena, como en su momento lo capitalizó el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en centros de desarrollo turístico con amplias zonas de marginación. Acapulco, en Guerrero; o Cancún, en Quintana Roo, son ejemplos de ello. Como “Lumpenaje electoral” lo calificó atinadamente en su momento en colega Salvador Montenegro.

¿Cuál es la expectativa de mejorar con los nuevos gobiernos” prácticamente ninguna, pero el resentimiento lleva a actitudes de buscar “desquite”, lo mismo que Félix González, Roberto Borge o Carlos Joaquín. El sur siguió igual, pero también habría que decir, y es aquí donde se pone interesante el panorama para los “operadores”, es que el sureño identifica personajes de esta misma región que contribuyeron al estancamiento, porque la “desgracia” no necesariamente llegó de fuera. El “huevo de la serpiente” fue incubado en casa.

Apenas estamos saliendo de un proceso y estamos por entrar en otro, los problemas son los mismos y las soluciones no se advierten en el corto plazo. Hay alcaldes y alcaldesas electas que se preparan más para la siguiente contienda, sea porque aspiran a candidaturas o a ser operadores del siguiente grupo en el poder. Y mientras eso pasa, hay regidores y regidoras, de sur a norte, que ya han comenzado a venderse como los futuros integrantes de la XVII Legislatura, la cual durará dos años… ¿y los problemas cuándo se atienden? ¿y de gobernar cuándo hablamos? ¿y cuándo se cumplirán las que fueron promesas hace menos de medio año? ¿nota ahora como esperanzas no hay, como tampoco compromisos?

Notará el lector que el escribiente ha destacado lo que al sur se refiere, pero es en esa región donde los procesos se “sienten”, en el norte circula el dinero, se acuerda con los grandes capitales y es, en suma, donde la actividad económica ocurre, independientemente de los gobiernos, en el sur, en contraparte, está el grueso de la burocracia, es en esa zona donde los gobiernos se padecen con mayor intensidad y es aquí donde los gobernantes se apoyan o se repudian…y es desde ahí donde, quien pretenda gobernar, deberá comenzar a hilar un proyecto que integre, porque los votos del norte son más, pero la participación es mayor allá, en donde la burocracia espera las siguientes promesas, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

COMENTARIO MORBOSO 

A propósito de oscuros personajes que se han enriquecido a fuerza de golpear al de enfrente, hay precisamente en el sur, información que comienza a tomar cada vez más forma, sobre negocios irregulares con tierras del Ejido Calderitas. Al presidente del Comisariado ejidal de ese sitio, Juan Carlos Poot Uh, aseguran, le han aparecido propiedades varias y la “bonanza” parece haberle llegado. Integrante de un grupo, de esos que precisamente se vende como “operadores políticos del sur”, han encontrado vía libre para comercializar tierras y dejar crecer fraccionamientos irregulares, a pesar de que la ley vigente prohíbe expresamente la venta de tierra en breña. ¿Serán ese tipo de beneficios los que buscan al amparo del poder? ¿Para eso hacen como que ayudan a los políticos, para obtener impunidad? Pronto, le daremos información, antes de que inicie el proceso electoral, para evidenciar a quien haya que mostrar, en su búsqueda de “negocitos” a cambio de “campañitas”; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Comparte tus comentarios

Julián Santiesteban

Periodista. Nacido en Parral, Chihuahua. Quintanarroense por decisión,bohemio de afición y franco aun con el riesgo que implica.
Botón volver arriba