Raúl Caraveo Toledo

La desesperación de Aristegui, Brozo, Dresser, como últimos reductos de la contrainteligencia, el absurdo como norma

Cuando se acaban los cartuchos quemados, se recurre a piedras, palos, escupitajos, insultos, mentadas de madre; todo se vale. Otra vez el efecto bumerang

En las recientes semanas varios eventos demuestran muy elevada desesperación que llega a un nervosismo nunca antes visto, la libertad total e independencia –a la que no estaban acostumbrados- parece afectarles.

Carmen Aristegui primero, escribe un artículo muy tendencioso titulado “El presidente vs Reforma”, en el que menciona valoraciones parciales y subjetivas, dice; “el presidente elige “estrategicamente” a quienes quieren que sean sus adversarios, y en este caso Reforma se ha convertido en uno de ellos, incluso por encima de la verdadera oposición que son el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano”.  No, Carmen la verdadera oposición no es esa, esos están en proceso de extinción, no pueden con sus diferencias internas y no representan oposición, ni en lo parlamentario, ni en lo político.

Continúa diciendo: “Ha elegido de manera equivocada a este medio como si fuera un adversario político. Ante la debilidad de los actuales liderazgos políticos de los partidos de oposición en el PRI, PAN y PRD, a los que prácticamente ignora, ha decidido construir una figura adversarial y lo ha decidido hacer con este medio de comunicación. No lo hizo con el duopolio televisivo que -ese sí- se erigió en actor político y construyó, en su momento, una candidatura que llevó a Peña Nieto a la Presidencia que él hoy ocupa. Optó por Reforma para encarnar ahí el poder conservador que se contrapone, según su definición, a la cuarta transformación que encabeza su gobierno”. ¿No lo hizo?

Si parte de unos argumentos falsos es obvio que lo demás no tiene sentido. El Reforma quiere retomar el papel de líder de la oposición, frente a la debilidad de los otros, por vía de su director editorial Juan Pardinas da un sentido indirecto y falaz a las notas y no se diga, a los artículos de opinión. Ejerce libremente su libertad de prensa y es correcto –incluso con mentiras-, pero el presidente López Obrador tiene a su vez el derecho a responder, un día sí y al otro día  también, del tamaño de sus mentiras es la respuesta y aclaración. El presidente puede ejercer su libertad de expresión y derecho de réplica, ¿o no?

El director del Reforma Juan Pardinas, hoy, fue propuesto para candidato presidencial alterno, entonces no lo aceptó y se convirtió en un producto mediático que asistía a todos los debates y confrontaciones, su tono mesurado y seudo intelectual, su antecedente relativamente limpio le permitió convertirse en un interlocutor de oposición a todo lo que dijera hiciera o propusiera Andrés Manuel López Obrador como candidato. Fallaron, perdieron, están viendo alejarse muy pronto sus privilegios y quizá hasta sus fuentes de trabajo (ya no habrá dinero oficial, ya no habrá publicidad, ya no habrá extinción de impuestos) y entran en la desesperación.

El texto de Aristegui es muy mañoso, no me quiero detener mucho ahí pero ¡equiparar a López Obrador con Donald Trump! El presidente López Obrador no encuentra difusión propositiva, amable en muchos medios que se sienten afectados, nada es como la época anterior, ahora son y serán libres pero tambien no serán comprados ni subvencionados, ni acaparadores de presupuesto, dinero del pueblo. Carmen olvida cuánto le ayudo AMLO para sus recientes despidos y luchas con el poder mediático -pero- solo demuestra que no es más que un producto mediático. Ni modo, allá ella.

Grupo Consulta Mitofsky anuncia un ejercicio con El Financiero, para dar la evaluación diaria estadística, en tendencias demoscópicas por internet. Las otras casas encuestadoras no. Los resultados son evidentes la aprobación de MALO es importante; 62.55 % aprueba las conferencias mañaneras, solo 33.% no las aprueba.

77.8% de los mexicanos ha visto las conferencias mañaneras, solo el 22.2% no las ha visto; Es exitosa la estrategia de comunicación política de AMLO; si, si lo es. El anuncio que las encuestadoras, al menos una muy importante  quiera evaluar diariamente la popularidad del presidente López Obrador, es inquietante.

Inquietante no solo para los simpatizantes de la 4T sino, muy impactante para los adversarios políticos, partidos, candidatos, en fin. Puede ser –una vez más-  un efecto bumerang en función a la próxima contienda electoral a diez y ocho días. La evaluación final para este proceso electoral en 6 estados será un referedum parcial de la aceptación a las formas de gobernar del presidente, ante lo cual el nerviosismo de adversarios crece.

Hace unos días Víctor Trujillo en su poco visto programa de radio perdió la compostura –poco que le quedaba- para criticar en forma inadecuada a los simpatizantes  de AMLO, no es solo la crítica a actos de gobierno, este payaso en papel de Brozo descalifica a los que votaron por AMLO; comemierdas, lamehuevos, “como si fuera por sus huevos, desde luego que no (a lo declarado por Carlos Pozos y Ricardo Belmont Cassinelli)”, ya está pre-producido” (el programa de conferencia mañanera) perrada esa masa corriente e ignorante, a la que puedes vender una mierda”; “babosos los periodistas que llegan temprano a las mañaneras; “si fuera yo mujer ahorita me hubiera bajado”; “las mañaneras son para besarle los huevos a López Obrador”.”Le puedo dar la lista de producción de ese programa (las mañaneras) pero me parece de mal gusto”, “Extranjeros son los de europa”

Víctor Trujillo o Brozo recibió el apoyo inmediato, como paladín de la libertad de expresión, de Fernando Belaunzarán, Vicente Fox, Felipe Calderón, Julio Hernández López o Julio Astillero, Marco Levario Turcott, Fernanda Familiar. No más.  Para Julio Astillero “Víctor o Brozo es un hombre culto, educado, respetoso; y Belmont Casinelli no es periodista, según él” 

Luego Denise Dresser sin poder controlar su furibunda reacción a todo lo que haga o diga AMLO, señala a Richard Gere como s fuera Ruiz Sacristán.

Hasta donde podrán llegar quienes empezaron con Enrique Krauze como mentor ideólogo y llegan hasta un Brozo patético, sin dejar de recorrer a Cayo de Hacha, Chumel Torres, Carlos Marín, Pablo Hiriart, etc. Hasta donde llegará ese vació de inteligencia.

P.D. Les recomiendo ver el siguiente video les agradeceré me disculpen por tomar un lenguaje tan irrespetuoso, son citas textuales de alguien nacido en un reclusorio.

 

@raulcaraveo

 Gracias por su lectura y recomendación

Comentarios

Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar