Tras la sentencia dictada al capo de la droga Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, en Estados Unidos, la fiscalía de aquel país anunció que buscará decomisarle 12,600 millones de dólares que obtuvo mediante el trasiego de droga. Esta suma es poco realista, consideró el director del semanario RíoDoce, Ismael Bojórquez Perea.

Las autoridades estadounidenses anunciaron este miércoles que el fundador del Cártel de Sinaloa tendrá una condena de cadena perpetua, más 30 años de prisión, al declararlo culpable de delitos como homicidio y tráfico de estupefacientes a Estados Unidos.

La sentencia incluyó la solicitud de que Guzmán Loera entregue los más de 12,000 millones de dólares que, según las investigaciones en aquel país, el capo obtuvo tras años de dedicarse a actividades ilícitas.

“Yo no creo que el Chapo haya amasado fortunas, yo creo que el Chapo sacó mucho dinero del tráfico de drogas, pero igualmente lo repartió, en su estructura me refiero. El Chapo era un hombre que creaba mucha estructura criminal, sobre todo ejércitos, armas, escondites, casas de seguridad, a diferencia de otros narcos que, junto con eso que también lo deben de tener, generaron empresas grandes, circuitos financieros para lavar la plata.

“Yo creo que el Chapo no tuvo esa visión y no tuvo ese cuidado. De hecho, yo creo que esa gran fortuna de la que hablan es un mito”, opinó el periodista especializado en temas del narcotráfico y fundador junto a Javier Valdez, periodista asesinado, de RíoDoce, especializado en reportar las acciones del narcotráfico en México.

Testigos citados en el juicio del narcotraficante relataron algunas de las excentricidades del capo, como la portación de armas con incrustaciones de piedras preciosas, zoológicos particulares y otros lujos.

En el 2009, la revista Forbes colocó a Joaquín Guzmán como uno de los acaudalados más importantes del orbe, al estimar, en ese entonces, que su fortuna ascendía a unos 1,000 millones de dólares.

Esta estimación, indicó el director de RíoDoce, fue una exageración: “Sí, puede tener dinero su estructura, los hijos del Chapo o sus mujeres. No lo sé”.

Según el Departamento del Tesoro de EU, el dinero producido por el Cártel de Sinaloa y sus líderes, incluido el Chapo Guzmán, ha sido invertido en negocios como casas de préstamo y  de empeño a nivel local.

“Detención mediática”

De acuerdo con un análisis de este año de la agencia estadounidense de inteligencia Stratfor, pese a la captura del Chapo, el Cártel de Sinaloa ha mantenido una fortaleza importante, al sostener sus líneas de venta de drogas como marihuana, cocaína, fentanilo, heroína y metanfetamina.

Según el reporte, los hijos de Guzmán Loera: Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, son quienes han mantenido cohesión al interior de la organización criminal, ante embates por el control de territorio provenientes de la otra gran organización: el Cártel Jalisco Nueva Generación.

“No ha cambiado prácticamente nada. Lo único es que antes de que atraparan al Chapo por última ocasión, pues él se llevaba todos los reflectores por la persecución prácticamente desde que se fugó del Altiplano”, dijo Bojórquez Perea.

Durante el juicio de Guzmán Loera en EU, se dio a conocer una supuesta traición al Chapo por parte de Dámaso López, alias el Licenciado, que anteriormente era su socio, tras un intento de asesinato a los hijos del capo.

“Uno de los hechos de esa guerra fue la muerte de Javier Valdez. Pero después de que pasa la guerra entre Dámaso y los hijos del Chapo, que se entrega su hijo en la frontera, se entrega su otro hermano (de Dámaso), esto empieza a tomar niveles de cierta tranquilidad en Sinaloa.

“Entonces empiezan las cosas a tomar cierta normalidad. Nunca se ha dejado de traficar, nunca se ha dejado de sembrar. En todo caso la siembra de marihuana, de amapola, la producción de cristal, ahora de fentanilo, de heroína, tiene que ver con las exigencias del mercado, no de otra cosa.

“En realidad la detención del Chapo no significó que el negocio se parara, se detuviera, se trastocara. Las organizaciones criminales están preparadas para sustituir líderes cuando son detenidos”, dijo el periodista.

EL DATO

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, aseguró que el gobierno federal no ha congelado ni decomisado bienes o cuentas bancarias ligadas al narcotraficante Joaquín, el Chapo, Guzmán.

Sin embargo, indicó que las autoridades federales intercambian información con agencias de EU con ese propósito.

Entrevistado en Palacio Nacional, el funcionario indicó que —en contraste— la UIF sí ha congelado cuentas bancarias a José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, por 35 millones de pesos. (Jorge Monroy)

Comentarios