Nicolás Durán de la Sierra

La autonomía de la universidad estatal

El Minotauro

Para el próximo 15 de agosto es muy probable que Francisco López Mena sea el nuevo rector de la Universidad de Quintana Roo, y es muy probable también que el sucesor de Ángel Rivero Palomo, desde el primer día de su gestión comience los trabajos para dotar a la máxima casa de estudios del Estado de una autonomía efectiva. El perfil del exsecretario de gobierno es el idóneo para conseguir los recursos necesarios para cristalizar este viejo afán universitario.

Los estatutos de la universidad, de un modo ambiguo, hablan de la autonomía, pero ésta, en la práctica, no es aplicable. Algo similar le ocurre a la Universidad del Caribe, la que podría ser la siguiente en lograr la condición autonómica. La labor de López Mena ira, pues, por dos vías: una será la modificación del estatus legal de la Uqroo y del corpus constitucional y la otra tendrá por meta diseñar mecanismos que atraigan recursos frescos para la propia casa de estudios.

Cabe señalar el trabajo de Ángel Rivero, el aún rector, no sólo logró sanear las arcas de la Uqroo en los acres tiempos de Roberto Borge, quien llevara a la universidad a tal insolvencia que hubo periodos en los que no había ni para pagar la factura eléctrica, sino además inició el proyecto de la biblioteca del campus de Playa del Carmen, la que será la más grande del sureste mexicano, y concluyó la creación del campus en Cancún de la Uqroo, entre otros logros.

Por fortuna y válgase la ironía, por no ser autónoma, es decir, por no estar facultada para recibir recursos de modo directo, la universidad no se enlodó con el escándalo de la “estafa maestra” pues el trafique se generó en la tesorería del gobierno anterior. Bajo la mira están la Universidad Politécnica estatal y en mayor medida el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social por un monto conjunto de poco más de 900 millones de pesos.

Es probable que esperen buenos tiempos para la universidad. La ya añeja propuesta de autonomía está en el congreso -cristaliza al fin la lucha en tal sentido de Martín Ramos Díaz, maestro fundador de la Uqroo- y será a la próxima legislatura a la que toque dar ese paso esencial para la educación superior del Estado. El gobernador Carlos Joaquín González no es ajeno a estos afanes y la elección de López Mena abona por ese camino. La autonomía es una decisión política.

Comentarios

Etiquetas

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.
Botón volver arriba
Cerrar