Raúl Caraveo Toledo

Javier Duarte entrega pactada con efecto boomerang para EPN

El remedio salió peor. Si en la aplicación del remedio éste se produce a medias, sin determinación y surgen dudas y cuestionamientos de inexplicable resolución, los efectos serán contrarios a los deseados. De la captura bien planeada en forma y fondo del exgobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa en el país de Guatemala a menos de un mes los efectos son los más indeseables que pudieron imaginar los correligionarios del grupo político de éste conspicuo personaje.

La detención de Duarte de Ochoa fue una entrega pactada por media docena de evidencias, solo dos; la detención no fue tal se trató de una entrega en ella no hubo levantamiento de evidencias personales de Javier como lo son laptop, ipad, iphone, discos duros externos, agenda, ni siquiera una cartera; no queda claro si fue llamado por teléfono, si se le detuvo en el pasillo, en el elevador o en el looby; lo medianamente claro es que no hubo violencia ni resistencia, que de seguro se violó el debido proceso no lo dudo. Lo evidente es que se encontraba disfrutando unas vacaciones familiares en el hotel más público y lujoso de Panajachel, Guatemala.

EL respeto a la esposa Karime Macías, a la cuñada y concuño de Javier, para tenderles un puente de seguridad y libertad para que por medio de Colombia viajaran  a Londres, sin pasar ni por asomo a México o Estados Unidos, es claro indicio de una condición de la entrega pactada cuando todas las evidencias previas muestran a Karime como corresponsable de los delitos de Javier, siendo ésta una de las principales operadoras financieras con una docena de  familiares.

Si existía hasta poco antes de la detención de Javier causas penales contra su esposa, si  era considerada una prófuga. Todo parece indicar que radicará en el Reino Unido o en Italia, lugares privilegiados en las leyes de extradición. Recordardemos que Carlos Salinas de Gortari radicó un tiempo en Dublín cuando él se consideró muy cerca de ser detenido por el acoso del Gobierno Federal.

Hace unos días la mayoría priista del Congreso de la Unión desestima hacer un juicio político para retirar el fuero a Tarek Abdala, ex tesorero de Javier, sobre quien pesan serias acusaciones por ser otro operador financiero muy importante en el organigrama de Duarte. Se siguen cubriendo los pasos del andar de Javidu.

La semana pasada intercalado con  los días del puente del 28 de abril a 2 de mayo se deja libre bajo fianza a Flavino Ríos Alvarado, ex gobernador interino de Veracruz, justo a quien un puñado de seis diputados locales nombro gobernador interino, sin pasar el asunto al pleno del Congreso Local veracruzano, en sustitución de Javier Duarte; Flavino Ríos fue omnipotente Secretario  General del Gobierno veracruzano en la era de Duarte. Fue quién le facilitó el helicóptero para que escapara. De igual forma no existen evidencias documentales de Flavino para incriminar a más de la red; para que éste no pisara la cárcel hábilmente se enfermó, se dice que lo operaron del corazón, incapacitado en hospital logró conseguir amparo  bajo una fianza de algo así como 6 o 7 millones de pesos, es decir una bicoca para los miles de millones que se desviaron por el equipo duartista.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar