Después de meses de rumores, teorías y filtraciones, Apple por fin reveló los detalles del nuevo iPhone 11 y 11 Pro (el primer teléfono Pro de la compañía). Durante el más reciente Apple Event que se llevó a cabo en San Francisco, Tim Cook presentó a los nuevos integrantes de la familia, hablando sobre los nuevos colores, materiales y características que les dieron en esta ocasión.

El diseño es muy similar a los anteriores (de hecho, casi no notas la diferencia), pero, tiene un cambio importante, el iPhone 11 tiene dos nuevas cámaras que son mucho más poderosas y el 11 Pro tiene tres que ayudan a los usuarios a capturar imágenes con calidad de cine (y hasta los detalles más pequeños), además, dicen que son resistentes al agua y a los golpes y que cuentan con una batería más poderosa, pero, fuera de eso, siguen siendo prácticamente lo mismo.

Los precios de los nuevos teléfonos van desde 699 dólares hasta 1,099 dólares por la versión más “pro”, y aunque eso ya no nos sorprende (ese es el precio de los teléfonos anteriores), muchos creen que podría ser un punto importante para quedarte con tu teléfono viejo hasta que sea completamente necesario comprar otro.

Las nuevas cámaras del iPhone son increíbles (solo tienes que ver los videos que presentaron durante el evento para comprobarlo), ahora tienen lentes wide, ultra wide y telephoto, que te permiten capturar paisajes o pequeños detalles con una nitidez que antes no habían logrado, además, tienen un nuevo modo nocturno que permite eliminar el ruido y conseguir mejores imágenes en situaciones de poca luz, pero ¿eso es suficiente para tirar tu viejo teléfono y comprar uno nuevo?

Apple ahora te permite usar tu teléfono viejo como crédito para comprar uno nuevo (solo en tiendas Apple), pero la realidad es que no necesitas un nuevo teléfono todavía, de acuerdo con los expertos de The New York Times, lo mejor y lo más responsable (tanto para tu economía como para el medio ambiente) que puedes hacer es esperar hasta que el tuyo se esté cayendo en pedazos antes de comprar uno nuevo.

Sí, las cámaras son impresionantes, pero, fuera de eso, no hay grandes cambios revolucionarios que justifiquen cambiar un gadget que funciona bien por otro más nuevo (aunque los nuevos colores pueden ser tentadores, en especial el verde oscuro del 11 Pro).

¿Por qué no te conviene comprar un nuevo iPhone?

Hoy en día los gadgets comienzan a devaluarse tan pronto como los sacas de la caja y comienzas a usarlos, y una nueva versión sale prácticamente cada año, esto significa que el iPhone 11 va a ser remplazado por un teléfono un poco mejor el próximo año y que, como te pasó ahora, vas a querer cambiarlo.

La recomendación de los expertos en tecnología es que te esperes a ver cambios reales (a menos que quieras empezar una carrera como fotógrafo de iPhone, en ese caso tal vez si te conviene), el precio de los teléfonos va a seguir subiendo con el tiempo (cosa que a Steve Jobs no le ha de encantar), así que esperar también significa que puedes ahorrar un poco para comprar la versión que en verdad quieres y no la que se ajusta a tu presupuesto limitado.

Tu teléfono debe ser tratado como cualquier otro gadget, no compras una computadora nueva si la tuya funciona, así que tampoco deberías cambiar tu teléfono si el tuyo no tiene problemas, en especial porque, a pesar de las presentaciones dramáticas y los videos emotivos, los cambios que nos mostraron no son exactamente revolucionarios, incluso son cosas que otros teléfonos ya tenían y que a Apple le faltaba para poder volver a la carrera.

El iPhone es un producto de lujo y si no tienes problemas de presupuesto, entonces es tu decisión cambiarlo o no, pero, debes recordar que la versión anterior te permite hacer exactamente las mismas cosas que el nuevo (pasar horas en Instagram y acosar a tus amigos en Facebook, enviar mensajes, recibir llamadas, escuchar música y ver videos).

Comentarios