El Instituto Nacional Electoral (INE) vigilará que no se tome fotografía de la credencial de elector de las personas que acudan a los módulos de vacunación contra el Covid-19, así como que tampoco se capture imagen de la persona.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE aprobó un acuerdo mediante el cual, además, se especificó que esta junta podrá aplicar medidas cautelares en caso de contar con elementos o pruebas de uso indebido de la credencial de elector, en el marco del Programa Nacional de Vacunación en curso.

Esta comisión desechó una queja del PAN, a partir de la cual el partido pidió medidas cautelares por la solicitud de credencial de elector y toma de fotografía del plástico, en el marco de la jornada de vacunación a adultos mayores contra el Covid-19.

La solicitud fue desechada porque se consideró que el hecho fue subsanado a partir de que el pasado miércoles por la noche, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que esa acción no se repetiría más.

Personal del INE, informó el consejero Ciro Murayama, verificó en 10 centros de vacunación que ya no se estuviese tomando fotografía a la credencial y tampoco a las personas.

Dado que se comprobó que la práctica cesó, se negó la emisión de la medida cautelar; sin embargo, la comisión instruyó a la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE, a supervisar, a nivel nacional, que la práctica de fotografiar la credencial no se repita.

Tras la queja que presentó el PAN ante el INE, el órgano administrativo electoral solicitó a las secretarías de Salud y de Bienestar que informaran de la logística y operación del programa de vacunación. Las dos dependencias aseguraron que la identificación era requerida para corroborar los datos de quien recibe la vacuna, sin que exista mandato para fotografiar o fotocopiar el documento.

“La credencial es la herramienta más extendida de identificación en el país y es comprensible que ahora, en la vacunación, las autoridades de salud quieran llevar un registro pormenorizado de las personas que va vacunando. Sin embargo, lo que no es necesario es que una vez que la persona se vacuna, se le pida la foto de la credencial e incluso la foto del propio ciudadano”, expresó el consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Quejas.

Advirtió que en caso de volver a ocurrir que de manera indebida se fotografíe la credencial para votar de quienes acudan a vacunarse o se reproduzca y obtenga información contenida en ésta, más allá de la CURP, la comisión estará en posibilidad de emitir medidas para preservar la información del Registro Federal de Electores y equidad en el proceso en curso.

Comparte tus comentarios