GUADALAJARA.- A 48 horas de haber sido operado con la técnica cruce duodenal simplificado, Andrés Moreno, considerado el hombre vivo más obeso del mundo, vislumbró que tendrá en adelante una vida prometedora con mucha felicidad.

444 kilos llegó a pesar Andrés Moreno, considerado el hombre más obeso del mundo

En entrevista con, Andrés, quien hoy cumplió 38 años de vida y es policía de profesión, dijo sentir que “acaba de nacer”, lo que le da la oportunidad de vivir de una manera diferente con mucha calidad y sobre todo “quiero tener hijos y verlos crecer”.

«Llegué a pesar 444 kilos. En este último año bajé más de 120 kilos, pero en un año más gracias a esta operación llegaré a mi peso ideal que son unos 80 kilos”, recalcó este hombre de Ciudad Obregón, Sonora, que ve ahora una luz de esperanza luego de que “antes sólo veía oscuridad”.

Refirió que nació siendo obeso al pesar seis kilos, pero fue después de los 20 años cuando “me daba cuenta que cada vez ganaba más y más peso, subía de talla y como una bola de nieve no pude parar, perdí esposa, con la que viví tres años, pero me dejó por gordo”, recordó.

Aseguró que su vida fue muy dolorosa y vivía alejado de familiares y amigos. “Me visitaban y cuando se iban me quedaba solo llorando, muy triste por mi situación y le imploraba a Dios que me ayudará a encontrar el camino”, apuntó.

Admitió que tocó fondo cuando ya no podía levantarse de la cama, no podíaasearse ni caminar. “Señor ayúdame ya llegué al límite y fue cuando vino un amigo que me dijo ‘Choncho hay que ponerse las pilas, hay que buscar ayuda para que te operen’ y gracias a Dios encontré en mi camino al doctor Castañeda”.

«A todos los gorditos les pido que le echen ganas que sí se puede vivir diferente, que busquen ayuda, que no se queden encerrados en su depresión, que se acerquen a un periodista para hacer público su problema y los puedan ayudar”, destacó.

Andrés comentó que a pesar de ser policía los últimos tres años, no trabajaba en nada porque no podía por el peso, pero en adelante “tendré una Fundación para ayudar a los gordos de mi tierra y de cualquier parte que me lo pidan, que sepan que hay esperanza”.

Por su parte, el bariatra de la Unidad Gastric Bypass México, José Antonio Castañeda, afirmó que la cirugía que se le practicó a Andrés es la mejor que se hace en la actualidad, pero implica cierto grado de compromiso del paciente.

Detalló que Andrés deberá tener evaluaciones nutricionales y psicológicas para que no vaya a tener complicaciones, pero el resultado es que le cambiará la vida por completo en su estado físico, emocional y de salud sobre todo.

«Lo bajamos de peso, pero lo captamos como el hombre más obeso del mundo que se sometería a cirugía, de no hacerlo cuando mucho Andrés tenía posibilidades de vivir unos cinco años más a lo mucho”, resaltó el especialista.

Agregó que fue hace un año cuando captaron a Andrés y gracias a su actitud es que pudieron intervenirlo, ya que “con un peso de cerca de 500 kilos no podíamos operarlo porque sería llevarlo a la muerte, lo tuvimos que bajar de peso con dieta para intervenirlo”.

Recalcó que de no operarse a Andrés le restaban cuando mucho cinco años de vida.

«El riesgo, incluso, de morir en la operación era de un 70 por ciento, y él prefirió sabiendo que de todas formas iba a morir si no se operaba”, mencionó.

Castañeda afirmó que Andrés respondió favorablemente a la cirugía, avanza muy bien y es seguro que podrá llevar una vida con mucha calidad en poco tiempo, siempre y cuando siga las indicaciones médicas.

Con respecto a la Unidad, dio a conocer que en los 10 años que tiene funcionando han realizado alrededor de siete mil cirugías bariátricas, de ellas 80 por ciento son a extranjeros, principalmente de Estados Unidos y Canadá.

Fuente: Excelsior
Comparte tus comentarios