Hillary Clinton en exclusiva para The Huffington Post México, habló sobre México y la política.

¿Cuál es su relación personaly profesional con México?

Desde 1972 he visitado México varias veces por vacaciones o trabajo. De hecho, Bill y yo pasamos parte de nuestra luna de miel en Acapulco en 1975. Como secretaria de Estado visité México cinco veces.

¿Hay mexicoamericanos en su principal grupo de colaboradores?

Estoy muy orgullosa de poder decir que para Estados Unidos Hillary refleja la diversidad de nuestro país. Mi tesorero es José Villarreal, Amanda Rentería es nuestra directora de política nacional, Carlos Sánchez es el subdirector de política. Ellos contribuyen con su gran experiencia.

¿Qué clase de ayuda esperaría de sus socios en México para crear una reforma de migración?

Estados Unidos es un país de inmigrantes y tenemos que tratar a aquellos que llegan a nuestro país con dignidad y respeto. Es por eso que no podemos dejar que pase más tiempo para proponer una amplia reforma migratoria. En mis primeros 100 días como presidenta presentaré ante el Congreso un proyecto de ley que incluya una ruta hacia la ciudadanía, que desatore el retraso en las visas familiares.
¿Cuál fue su mayor lección de las elecciones de 2008?

La campaña de 2008 fue difícil, pero doy gracias por todo lo que aprendí. Uno de mis mayores logros fue el de aprender a tomar las críticas en serio, pero no de manera personal.

¿Hay algún latino o estadounidense de origen hispano que usted vea destacar?

Las contribuciones de los latinos y los estadounidenses de origen hispano a nuestra nación son incontables e inimitables. Dos de mis héroes en los que ahora puedo pensar son César y Hélen Chávez. Ellos pasaron sus vidas luchando para que los trabajadores agrícolas recibieran salarios justos y los beneficios
que merecían.

También siento enorme respeto y admiración por DREAMers como Astrid Silva y Juan Salazar, a quienes he conocido a lo largo de
mi campaña.

¿Planea nombrar a algún mexicano-americano en su gabinete?

Creo firmemente que todos los estadounidenses, incluyendo los mexicoamericanos, deben estar representados en los más altos niveles del gobierno. Las comunidades de color a veces han sido expulsadas de servir en carreras de servicio público. Y eso no está bien, y tampoco es inteligente.

 Usted tuvo un momento muy especial con la hija de dos indocumentados que temían que sus padres fueran deportados. Usted la abrazó y le aseguró que todo saldría bien. ¿Tiene usted un mensaje para el resto de las familias de?

Conocer a Karla fue un momento muy poderoso. Cuando me dijo que temía que deportaran a sus padres yo le dije que dejara que yo me preocupara de ello.

Comparte tus comentarios