Reseñas

Hell or High Water: Extraordinario western moderno

Toby Howard (Chris Pine), un padre divorciado, decide unirse con su hermano Tanner (Ben Foster), un ex presidiario recién salido de la cárcel, para cometer una serie de robos a lo largo del estado de Texas con la finalidad de salvar la granja familiar. Pero estos hermanos tendrán que ser rápidos y preciosos en sus robos ya que Marcus Hamilton (Jeff Bridges), un ranger texano a punto del retiro, y su compañero Alberto Parker (Gil Birmingham) les siguen la pista muy de cerca y no descansaran hasta dar con ellos.

Hell or High Water (Enemigo de Todos) es un western moderno ambientado en Texas pero rodado, por motivos presupuestales, en Nuevo México. Dirigido por David Mackenzie y escrito por Taylor Sheridan, cuyo guion fue el ganador de la Lista Negra 2012. Está protagonizado por Chris Pine (Star Trek, Into The Woods), Ben Foster (Warcraft, The Program) y Jeff Bridges (The Big Lebowski, Crazy Heart). Tiene cuatro nominaciones a los Premios Oscar incluyendo Mejor Película, Mejor Guion Original, Mejor Edición y Mejor Actor de Reparto (Jeff Bridges). 


El “western” es un género algo olvidado y que actualmente ya no llama la atención de muchas personas, a pesar de esto, David Mackenzie ha logrado que “Hell or High Water” sea una propuesta atractiva para todo publico ¿Por qué? Porqué no sólo es un western con elementos modernos pero que no deja a un lado la esencia del género, también tiene toques de thriller y, sobre todo, de drama fraternal y paternal.

Aunque “Hell or High Water” cuenta con grandes elementos como la fotografía (a cargo de Giles Nuttgens) y el diseño de producción, su principal fortaleza es el guion. Un guion que aunque cuenta con un par de momentos está cargado de tensión a pesar de que sigue la típica premisa del policía persiguiendo al ladrón. También se toma su tiempo para hablar, de gran manera, sobre los hijos, la familia, el trabajo, la vejez y la ambición. Además, está cargada de mensajes sobre romper con el destino y dejar un futuro mejor. La escena y los diálogos finales son cautivadores.  

Esta cinta es un reflejo de la situación actual de los Estados Unidos en términos sociales, económicos, raciales y hasta territoriales.

Otra de las fortalezas de esta cinta son sus personajes, no sólo porque como están actuados, también por cómo fueron estructurados. Todos los personajes tienen motivaciones claras, entiendes perfectamente el porqué de su actuar. Además, el guion logra que el espectador genere empática con todos, tanto ladrones como policías, los “malos” tiene sus momentos en los que son “buenos” y viceversa.

La película tiene como protagonista a Chris Pine, interpretando a un padre divorciado con muchos problemas al que le toca ser la parte racional de estos hermanos ladrones. Pine nos demuestra que tiene calidad para hacer algo más que personajes de ciencia ficción y logra entregarnos una actuación sumamente cumplidora y correcta, un personaje muy humano.

La contraparte de Pine es Ben Foster, el hermano que le toca actuar de manera emocional, un personaje que demuestra locura pero también tiene escenas dramáticas y hasta momentos de comedia, Foster hace de todo, creo que la nominación a Mejor Actor de Reparto era para él y no para Bridges, este último nos da una actuación sumamente buena y creíble, un tipo rudo que a la vez es muy humano. El problema con Bridges no es que haga mal su trabajo sino que ya lo hemos visto interpretando el mismo personaje e igual de bien en ocasiones anteriores, además, hace no mucho vimos un papel casi idéntico interpretado por Tommy Lee Jones en la ganadora del Oscar “No Country for Old Men”.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar